Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Pablo Casado desespera al Partido Popular Europeo

Los Populares Europeos quieren clarificar las causas de los malos resultados españoles

Casado, tras la reunión del Comité Ejecutivo del PP, el pasado 30 de abril. / ()

Se presentó en Viena como la alternativa juvenil de Rajoy y convenció a la dirección popular europea. Era Septiembre del 2018.

Su inglés casi perfecto y una sonrisa permanente le acompañó hasta Helsinki, donde en noviembre del mismo año los populares eligieron, con el apoyo de los españoles, al alemán Manfred Weber como candidato europeo a la Presidencia de la Comisión sin que nadie notara la ausencia de Rajoy.

El PP había sido ya expulsado del Gobierno por la moción de censura que entregó el mando a Sánchez tras la sentencia por corrupción contra este partido español por lo que Europa se limitó a respetar la decisión del Congreso español.

Hoy, tras muchos días de silencio los populares europeos aceptan que viven como un duro chaparrón la caída de escaños en España. “Estamos todos muy sorprendidos por lo que ha pasado en España y creo que es necesario analizarlo bien”, ha dicho Joseph Daul, Presidente del Partido Popular Europeo (PPE) en la reunión que este partido celebra como previa a la Cumbre de jefes de gobierno de Sibiu (Rumanía).

Los populares europeos han seguido con cierto malestar y pies de plomo los guiños de Casado a su derecha extrema. El trato electoral de Casado hacia Vox ha amenazado con complicar las primeras comparecencias públicas del candidato europeo alemán, Manfred Weber, empeñado en jurar que cualquier gesto hacia la ultraderecha serviría tan sólo para traspasarles los votos.

Weber marcó sus líneas rojas forzando primero un voto contra Orban en el Europarlamento y después, la suspensión de militancia temporal al primer ministro húngaro y a su partido el Fidesz por cuestionar con sus declaraciones los valores fundamentales de la UE.

La nueva Secretaria General de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, conocida como AKK, asistió a la reunión en Bruselas en la que se decidió la suspensión de Orban mientras ya en plena precampaña Casado delegaba su representación mientras todo el PP español se esforzaba por presentar a Vox como si no tuviera ninguna relación con la nueva ultraderecha europea.

Pero el PP no consiguió evitar la foto Merkel-Sánchez de la última Cumbre Europea. La canciller se reunió con Pedro Sánchez a solas y decidió entrar con él en la reunión ofreciendo su imagen de amistad y confianza a cuantas cámaras cubrían esta cita.

Los populares se esforzaron en exponer en Twitter el momento de Casado con Merkel en la reunión del Partido Popular Europeo, pero a sólo 15 días de las generales españolas y tras el debate que generaba el pacto Vox-PP en Andalucia, el mensaje parecía completar los toques de atención anti-Orban que los populares españoles no quisieron apoyar en el Parlamento Europeo.

Hoy, Casado no viajará a Sibiu. Pero sus compañeros europeos esperan alguna explicación sobre el descalabro: “Creo que hace falta un análisis para saber lo que ha pasado y lo vamos a hacer con Casado y con el PP español”.

Será seguramente ya después del 26 de Mayo cuando el PPE sabrá si el retroceso en España es tendencia europea o sólo una fisura.

Aunque la derrota española complica las encuestas y añade más problemas al recuento final para un PP europeo que da por hecho que perderá la docena de escaños de Orban, cada vez más cercano al extremismo del italiano Salvini. Lo que en la práctica abre opciones no esperadas hace muy pocos días para los socialistas europeos que con Sánchez creen que han demostrado que puede derrotarse a la extrema derecha.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?