Últimas noticias Hemeroteca

Los Ortega y Gasset, un llamamiento al periodismo libre en tiempos de 'Fake News'

El periodista colombiano, de Caracol Radio, Dario Arizmendi, premio a la trayectoria, pedia un periodismo independiente y crítico para sobrevivir en la sociedad actual

Darío Arizmendi, Premio Ortega y Gasset de Periodismo 2019 a la trayectoria profesional /

Darío Arizmendi, galardonado en la categoría de Trayectoria Profesional, ha pronunciado el discurso principal de esta entrega de premios, conducida por Iñaki Gabilondo. "El periodismo de hoy requiere una lectura aguda e inteligente, y realista, de lo que está pasando y de lo que se nos viene en los años por venir, para sobrevivir con dignidad y solvencia. Pretender que vamos a crecer en audiencias a tasas como a las que estamos acostumbrados. Es imposible, tengámoslo en cuenta", decía Arizmendi en un discurso emotivo en el que ha recordado sus tiempos de estudiante, su amistad con Gabriel García Márquez y momentos duros, como los intentos de secuestro y el atentado que sufrió cuando ya era periodista de Caracol Radio.

A sus 72 años, Arizmendi es consciente de los cambios que entraña la sociedad actual, que afectan al periodismo. "Si no queremos desaparecer, o vernos reducidos a la mínima expresión, sacudámonos con los pies sobre la tierra y mucho talento y pragmatismo, sin temores, pero con fundamentos y sabiendo para dónde vamos, con planes a corto y mediano plazo, y reinventándonos, con redacciones multidisciplinarias y cargadas de talento".

El resto de premiados también han sido emblema de un periodismo diferente. Lo es el reportaje 'Los muertos que habitan', publicado en la Revista 5W y enmarcado en un proyecto de Ruido Photo. Es la mirada de la solidaridad y la dignidad de un sobre un hombre que voluntariamente entierra los cadáveres que el Mediterráneo devuelve a las playas de Túnez. "El periodismo que habla de emociones tiene dos pecados, la xenofobia o el terrorismo. La realidad actual nos merece una realidad humanista porque el periodismo no es el término medio. Hoy Cernuda se podría estar jugando la vida en una patera. La vergüenza del periodismo es que olvide en el fondo del mar", decía Agustín Morales.

Mientras el conflicto entre el Gobierno de Maduro y la oposición sigue vigente, en el Caixa Fórum celebraban el periodismo alejado del poder y centrado en la gente, los periodistas venezolanos subían al escenario a recoger el premio en la categoría de Mejor cobertura multimedia al reportaje 'La generación del hambre', publicado por El Pitazo en colaboración con Connectas. La portavoz de este grupo de periodista ha denunciado las condiciones que viven los niños en Venezuela. "Gracias a las familias valientes que fueron capaces de denunciar y a los periodistas comprometidos".

El fotógrafo de la Agencia Reuters, Vincent West, ha sido galardonado en la categoría de Mejor fotografía por una de las imágenes más icónicas del 8-M de 2018: una marea de mujeres formando un triángulo con sus manos alzadas durante una manifestación en Bilbao. "La confluencia de circunstancias que un fotógrafo necesita es fruto de un trabajo muy largo de muchos compañeros, hasta los jefes ayudan. El oficio del fotoperiodista está cambiando, ahora se mide en minisegundos. No es fácil y está cada vez más cuestionado", decía el autor de una imagen fue publicada en medios de todo el mundo y ejemplifica una imagen clave de la lucha por la igualdad, según ha destacado el jurado. "Quiero dedicárselo a las mujeres de Bilbao y de todo el mundo", concluía.

Soledad Gallego-Díaz, directora de EL PAÍS, galardonada el año pasado, inauguraba este acto defendiendo un periodismo fuera de las cloacas. "Es muy importante reivindicar nuestro oficio, el ejercicio profesional del periodismo. Creo incluso que es más importante hoy que hace años porque ahora más que nunca se quiere difundir la imagen de un periodismo que se practica en la cloacas. Y no es cierto. El periodismo no tiene nada que ver con las cloacas en las que algunos quieren hacernos creer que se mueve y desarrolla".

El broche final lo ha puesto el discurso de Manuel Mirat, consejero Delegado del Grupo PRISA elogiando la labor de estos premios y el buen hacer de los premiados. También ha recordado que EL PAÍS fue el periódico de la transición y ahora, parafraseando a Jesús de Polanco, toca ser el referente hispano de la globalización. "Aspiramos a ser una plataforma de debate e información que contribuya a asentar los valores constitucionales, el régimen de libertad y el progreso más intenso y dilatado de la historia de España".

Por último, sonó la música. La cantante Zahara, miembro del jurado, que ha puesto música a un acto que ha vuelto a defender el periodismo como eje para una sociedad de progreso.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?