Últimas noticias Hemeroteca

Cascada de críticas a Nike por suspender sus patrocinios a atletas olímpicas embarazadas

La marca deportiva reconoce los hechos, pero dice que ya ha cambiado su política de patrocinios

A la cabeza, la atleta la británica Jo Pavey, cinco veces olímpica con el Reino Unido. /

Nike se enfrenta esta semana a una tormenta reputacional perfecta. Varias atletas de élite han denunciado públicamente que el gigante estadounidense les congeló el patrocinio, en cuanto le comunicaron que estaban embarazadas. La última ha sido la británica Jo Pavey, cinco veces olímpica con el Reino Unido, y que llegó a ser medalla de bronce en los Campeonatos del Mundo de Osaka en 2007. Pavey ha asegurado en Sky News que se sintió “castigada” por el mero hecho de querer ser madre.

No es la primera atleta que alza la voz. Ya lo hizo unos días antes la estadounidense Alysia Montaño, ochocentista, y quinta en los Juegos Olímpicos de Río 2012. Su embarazo fue muy mediático porque siguió corriendo hasta el octavo mes de gestación y la imagen dio la vuelta al mundo. Era muy potente, icónica: una deportista en avanzado estado de gestación, luciendo orgullosa su vientre desnudo, mientras galopaba a toda velocidad por el tartán. Nadie sabía entonces que lo hacía con el patrocinio suspendido y ahora ella lo ha contado en The New York Times.

La marca deportiva no niega los hechos

Nike trata de aplacar las críticas. Un portavoz de la marca al que cita Sky News no niega los hechos, pero asegura que el año pasado, mientras la ola del Metoo recorría el mundo, cambió su política de patrocinios y ya no suspende los contratos a las atletas que interrumpen temporalmente su carrera deportiva para ser madres. Argumenta que esos contratos estaban ligados al rendimiento deportivo y que ese es el motivo por el que las atletas embarazadas veían mermados sus cheques. El impacto de las denuncias está por determinar, pero socava la estrategia de publicidad de la marca, volcada en los últimos tiempos en el deporte femenino, siempre con la igualdad de género como hilo argumental.

Casa mal con el relato de Pavey, la fondista británica, que cuenta con amargura como los ejecutivos de la compañía le hicieron sentir como si nunca fuera a conseguir nada más, como si su carrera hubiera acabado en el mismo momento en el que se quedó embarazada. Ella les dio una última lección en el atletismo de élite. Se convirtió en la campeona de Europa de atletismo más veterana. Fue en Zurich 2014. Tenía 40 años, dos hijos y una capacidad de superación envidiable. No pudo con ella ni Nike.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?