Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Roland Garros pone de relieve la crisis generacional del tenis español

En esta edición del torneo parisino se ha puesto de manifiesta que la edad de oro del tenis masculino español está muy cerca de acabarse

Fernando Verdasco es uno de los jugadores españoles que vive sus últimos años en el circuito profesional. / ()

Primer jueves de Roland Garrós y más de un tercio de la Armada ya ha hecho las maletas. Rafael Nadal, Roberto Bautista y Pablo Carreño son los únicos tenistas que han alcanzado la tercera ronda, una cifra muy baja en un torneo en el que los jugadores españoles siempre han tenido un rendimiento espectacular. 

España ya no es la máxima potencia del tenis mundial. Resulta raro leer esta afirmación pero los datos no engañan: en el top50 del ranking solo encontramos a tres españoles (Nadal, Bautista y Verdasco) y en la temporada de tierra batida, la gira favorita de los tenistas nacionales, tan solo Nadal ha conseguido resultados destacables. 

En el top100 de la clasificación mundial encontramos a ocho españoles -hace no mucho llegamos a tener decena y media entre los cien mejores- y tan solo tres de ellos tienen menos de 30 años.

Jaume Munar, con 22 años y clasificado en el puesto 53 del ránking, aparece como la mayor esperanza del tenis español, al menos a corto y medio plazo. Carballés (26 años) no es un jugador que aspire a llegar a los primeros del ranking y Carreño (27) fue el último español, hace un par de temporadas, que consiguió llegar al top10

El fin de una generación

Nicolás Almagro y David Ferrer colgaron la raqueta en la primera parte de la temporada y jugadores como Feliciano López y Tommy Robredo tienen 37 años y se encuentran fuera del top100, una situación que tarde o temprano les llevará a finalizar su carrera profesional. Todos ellos -salvo Feliciano- han estado entre los diez mejores y han conseguido llenar su zurrón de títulos a lo largo de los últimos tres lustros y sin duda dejan o dejarán un hueco difícil de ocupar.

Bautista (31 años), que ha rozado ya el top10 y acumula nueve entorchados, parece el único jugador, Nadal aparte, de asegurar títulos año a año. Verdasco (35 años) tiene suficiente talento para mantenerse entre los cincuenta primeros mientras las lesiones le respeten pero es otro caso de jugador de élite al que echaremos de menos cuando se retire.

Esperanzas en el horizonte

Nicola Kuhn y Alejandro Davidovich Fokina, ambos con 19 años, son dos proyectos que deberían romper la barrera del top100 en los próximos meses y son candidatos junto a Munar a intentar reverdecer viejos laureles en el tenis español. En el horizonte también asoma Carlos Alcaraz, un chico de 16 años que es uno de los máximos favoritos en la prueba junior de Roland Garros.

Durante años, los expertos y analistas nos han avisado de que no habrá un nuevo Nadal pero sabiendo que como Rafa no va a haber otro, lo que realmente debería preocuparle al aficionado y al tenis español es que no aparezcan tenistas como Ferrer, Verdasco o Feliciano. 

Acostumbrados a celebrar triunfos de Grand Slam de Nadal cada año, es muy probable que en unos años se considere un éxito -y así debería ser siempre- que un tenista español alcance cuartos de final en Roland Garros. Hasta que ese momento llegue, disfrutemos de los últimos coletazos de una generación de oro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?