Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Las Ducati amenazan a Márquez en su Gran Premio de casa

Las Ducati buscan su tercera victoria para igualar a Honda

Márquez llega a un circuito donde sufre

Yamaha y Lorenzo buscan un paso adelante

Dovizioso, Márquez y Petrucci se disputan la victoria en Mugello / ()

Superado el primer tercio del calendario, el Mundial de MotoGP aterriza un año más en el Circuit de Barcelona-Catalunya, en Montmeló, para celebrar el habitual Gran Premio de Catalunya, siendo también la segunda cita de la temporada que se disputa en nuestro país. Además, se trata de un fin de semana especial para todo el motociclismo y es que el Mundial cumple 70 años de grandes premios por todo el mundo. Un campeonato que comenzó un 13 de junio de 1979 y que se celebró en la Isla de Man, cuando la competición todavía era conocida por Campeonato del Mundial de 500cc. Aquella carrera la ganó Harold Daniel sobre una Norton.

Setenta años después hemos llegado a un mundial más apretado que nunca, con un nivel muy alto de competición, probablemente nunca visto antes. Honda y Ducati llegan como un pañuelo a Barcelona, con más victorias para los japoneses pero que, tranquilamente, podrían igualar los italianos este fin de semana, en un circuito que se adapta de la mejor manera al estilo de conducción que requiere la Desmosedici. De hecho, hace tan sólo un año Jorge Lorenzo pudo sumar en Montmeló la segunda victoria con la marca de Borgo Panigale, además consecutiva -la primera la consiguió en Mugello-.

Marc Márquez se subirá a su Honda como líder del mundial con 115 puntos, tan sólo doce puntos por encima de Andra Dovizioso, su mayor rival de cara a la temporada y la victoria de este domingo. El de Cervera no gana en el Circuit de Barcelona-Catalunya desde 2014, cuando encarriló una racha de diez victorias consecutivas en una temporada -trece en total, un récord de la categoría reina-. Cerca estuvo de conseguir el triunfo en los últimos años, pero Valentino Rossi se la quitó en 2016, Dovizioso en el 2017 y Jorge Lorenzo, en su Ducati, al año siguiente. Teniendo en cuenta que llega de hacer una segunda posición en Mugello, circuito marcado en rojo para Honda, todo parece apuntar a que Márquez está más que capacitado para sumar la cuarta victoria de la temporada ante su afición.

De ser así, completaría un fin de semana de oro para su palmarés. Marc Márquez se proclamaría como el español con más triunfos en la clase reina, superando las 55 de Lorenzo que ya igualó en Le Mans. En Francia fue donde también alcanzó a Valentino Rossi en número de poles, por lo que este sábado podría romper otra barrera más. Se quedaría como el segundo con más pole position en MotoGP, tan sólo a dos de igualar a Mick Doohan.

Danilo Petrucci llega a Barcelona con un extra de confianza, asimilando que es un piloto oficial de Ducati y que si futuro en la marca italiana tiene futuro tras su primera victoria en el mundial, en Mugello y ante toda su afición. Los de Borgo Panigale llegan con el objetivo de alcanzar a Márquez en uno de los circuitos que más disfrutan del calendario, con una alta velocidad en sus curvas y fuertes frenadas en ciertos puntos del trazado. Un circuito donde el agarre de los neumáticos será crucial, complicado de mantener debido a las altas temperaturas que se esperan en el asfalto. Los rojos tienen la posibilidad de igualar con una tercera victoria a Honda, cogiéndole en el mundial de constructores y escapándose más en la clasificación por equipos.

Yamaha y Lorenzo no resuelven sus problemas

Para Yamaha la cosa será mucho más complicada. Ni Valentino Rossi ni Maverick Viñales parecen encontrar una solución fiable para su M1. Desde la llegada a Europa, los resultados no han sido nada positivos salvo la tercera posición del español en el Gran Premio de España. Lo cierto es que ambos sufren ya desde el sábado, durante la clasificación, donde el italiano se ha quedado fuera de la Q2 en varias ocasiones. La marca japonesa ya tiene preparadas nuevas piezas de cara a los próximos test de estas semanas, donde incluso llegarán a probar el prototipo de 2020, con nuevo motor incluido. Rossi, piloto con más victorias en Barcelona, no gana en el trazado español desde 2016, dedicándole la victoria al fallecido Luis Salom a quien se le ha hecho un monumento en la curva 12.

Tampoco se puede uno olvidar de Álex Rins, piloto revelación de esta temporada que está llevando la Suzuki a sus mejores niveles jamás vistos. Ya ha conseguido una victoria esta temporada -en Austin- y, aún teniendo que mejorar su ritmo a una vuelta lanzada que le clasifique en una mejor posición, el español es también el piloto que más posiciones ha remontado desde que comenzó el mundial en Qatar. Justo lo contrario está viviendo Jorge Lorenzo que, a pesar de su viaje a Japón para mejorar ciertas piezas de la Honda, dice estar lejos del nivel que pide la RC213V y que su adaptación requerrirá más tiempo que el deseado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?