Directo

HORA 25 Sigue en directo 'El Ágora de Hora 25' con Pablo Iglesias, Carmen Calvo y José Manuel García-Margallo

Deportes
Tenis

Feliciano López consigue un histórico segundo título en Queen's y pone el epílogo perfecto a su carrera

El toledano, camino de los 38 años, ha conseguido inesperadamente el título en el ATP 500 disputado en el Queen's Club tras derrotar a Gilles Simon en la final y acceder al evento mediante una invitación de la organización

Feliciano López volea durante la final ante Simon. / TONY O'BRIEN (Action Images via Reuters)

Feliciano López completó una semana mágica en el césped del Queen's Club y consiguió su segundo título en el torneo londinense tras derrotar en la final al francés Gilles Simon por un marcador global de 6-2, 6-7(4) y 7-6(2). El toledano pone así el epílogo perfecto a una longeva y exitosa carrera añadiendo su palmarés un histórico segundo trofeo en Queen's, una de las plazas con mayor pedigrí del circuito mundial.

El camino de Feliciano López hacia la final del Queen's Club era digno de un cuento de hadas. Invitado por el torneo como campeón en la edición de 2017, el toledano encaraba este torneo en hierba desde la posición número 113 del ránking mundial, y la sensación dominante era la de que venía a despedirse de uno de sus torneos preferidos en el que muy probablemente fuese su último año en el circuito.

Superó un duro debut ante el húngaro Fucsovics y en medio de un torneo marcado por la lluvia, el camino de Feliciano empezó a despejarse. En primer lugar accedió a cuartos de final sin jugar tras la retirada por lesión de Del Potro. Luego vio como los principales favoritos caían pronto: Cilic y Anderson acusaban su baja forma y Tsitsipas cedía ante un joven Aliassime que parecía la opción más sería para el título.

López superó en cuartos de final a Milos Raonic en un duelo de cañoneros y partía como 'outsider', como en casi todos sus partidos, ante el adolescente Aliassime, que a sus 18 años encadenaba siete triunfos en hierba de los últimos ocho partidos disputados. Pocos pueden dudar de que el joven canadiense será uno de los grandes tenistas del futuro pero todavía sufre ante tenistas con grandes servicios y que dan poco ritmo. Y Feliciano, perro viejo con muchas batallas ganadas en césped a sus espaldas, supo remar ante la joven promesa y acceder así a la final de Queen's por tercera vez en su carrera.

Las dos finales que había disputado el español sobre la hierba londinense habían sido dramáticas. La primera, en 2014, la perdió ante Dimitrov desperdiciando pelotas de partido en el desempate del tercer set. La segunda, en 2017, tuvo un desenlace muy similar pero con López ganando el título más importante de su carrera frente a Marin Cilic, finalista de Wimbledon unas semanas más tarde.

En 2019 y camino de los 38 años, jugar una final en Queen's y tener la oportunidad de ganar un histórico segundo título era un auténtico regalo. El rival, otro veterano curtido en mil batallas como Gilles Simon, pero eso sí, el francés estaba lejos de ser un tenista brillante sobre la superficie.

El encuentro fue por los derroteros esperados, Feliciano sostenía su dominio con un gran servicio y una excelente presencia en la red y Simon lo apostaba todo a dormir el duelo desde el fondo de la pista. El primer parcial, 6-2 para López. El segundo, 7-6 para Simon, que vio muy de cerca la derrota. Tercera final: otro desenlace dramático.

En el tercer set, se jugó al gato y al ratón. El francés intentaba alargar los intercambios, esperando en la retaguardia mientras que el español atraía a su rival a la red con reveses cortados, jugándoselo todo a definir en la media pista con una amplia gama de voleas. Dos maneras de entender el tenis que hicieron del encuentro un envite muy divertido.

Con el tercer set y el encuentro en el alambre, López fue valiente y completó turnos de servicio con una amplia variedad de voleas que nos recordaron al tenis clásico que se disputaba hace décadas sobre esta superficie. De Feliciano se decía en ocasiones que era 'un jugador de otro tiempo' y esta tarde en Queen's el toledano volvió a demostrarlo.

La tercera final de López en Queen's tenía que morir, tal y como lo hicieron las dos anteriores, en el desempate del tercer set, en ese momento en el que cada error o acierto pueden ser decisivos. Simon fue el primero en errar, cometiendo una doble falta que puso a Feliciano con una ventaja de 4-2 en el marcador.

Tras ese momento, López no miró atrás, consiguiendo un brillante punto al resto que finalizó con un bote pronto mágico en la red y cerró el partido y la final con su servicio. Feliciano López es bicampeón en Queen's. Feliciano López y su memorable juego de saque y volea son eternos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad