Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Muere la gatita de apenas dos meses a la que explotaron un petardo en la boca

El hecho tuvo lugar durante la verbena de San Juan en Lleida

La gatita falleció tres días después de ser intervenida. /

La pequeña gatita Dulcinea, de apenas dos meses de edad, ha fallecido varios días después de que le explotaran un petardo en la boca durante la verbena de San Juan en Lleida. Así lo ha dado a conocer la protectora Amics dels Animals del Segrià a través de las redes sociales, donde ha reconocido que la gata ha fallecido como consecuencia de las heridas que le causó el petardo y que sus frágil estado y corta edad no pudieron soportar.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado, cuando un voluntario de la protectora contactaba con el centro para comunicarles que un amigo se había encontrado una gatita en muy mal estado. Tras llegar a la consulta con la cría, y después de hacerle una exploración, el veterinario determinó que alguien le había puesto un petardo en la boca durante la verbena de San Juan.

Dulcinea no superó las secuelas

Una vez allí, el veterinario le hizo curas de primera necesidad, le administró antibiótico y llegó a la conclusión de que era necesario intervenirla de urgencia para reconstruir su boca. A pesar de que la cirugía salía bien, los veterinarios le explicaron a la protectora que el cuerpo del animal era tan frágil que no les podían asegurar que saliera adelante.

Porque el petardo no le afectó únicamente a la mandíbula, sino también a la visión. Según explica la protectora a través de su cuenta de Facebook, sus ojos quedaron completamente cerrados por una infección. Lamentablemente, tres días después de la operación, Dulcinea fallecía como consecuencia de las heridas provocadas por el petardo: "Dulcinea ha fallecido, su frágil cuerpo no ha soportado más tiempo. Buen viaje pequeña, gracias a tu salvador no has muerto sola y agonizando en la calle. Gracias a todos por el interés y las donaciones".

"El caso de Dulcinea nos agrieta el alma"

Tras este suceso, la protectora de animales ha denunciado el comportamiento de todas aquellas personas que maltraten animales por diversión: "Es triste, lamentable y muy difícil de asimilar que entre nosotros existan humanos capaces de hacer algo así simplemente para divertirse, pero no encontramos ninguna otra explicación".

Por esa misma razón, la organización considera que los petardos deberían estar prohibidos puesto que generan víctimas de accidentes por un uso indebido u otras razones totalmente evitables: "No sabemos cuál es el encanto que tiene convertir nuestros pueblos y ciudades en simulacros de cualquier guerra. La pirotecnia es molesta y dañina, si no fuese así, Dulcinea no estaría en esta situación".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?