Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

Trece personas tetrapléjicas vuelven a mover las manos tras una cirugía que reconstruye los nervios

Su autonomía y calidad de vida ha mejorado sustancialmente. Es una cirugía de transferencia de nervios y supone una mejora sobre la implantación de tendones, según publica 'The Lancet'

Los resultados han sido publicado en la revista 'The Lancet'. /

Esta nueva operación es la trasferencia de nervios de grupo de músculos a otro. Lo publica la revista científica The Lancet y son los resultados tras dos años de seguimiento y rehabilitación de un grupo 13 personas que sufren tetraplejía. La intervención se realizó en el Hospital Austin, en Melbourne (Australia). En la actualidad, los pacientes son capaces de realizar tareas antes imposibles como comer, beber o coger cualquier tipo de objeto. 

Una persona tetrapléjica que no puede mover las manos tiene una lesión de médula espinal lo que le produce una parálisis y se interrumpe la conexión de los nervios que salen de la médula por debajo de la lesión. Una estrategia que permite devolverles cierta movilidad es la transferencia tendinosa, que consiste en cortar el tendón de un músculo funcional y trasladarlo a otro lugar para sustituir la función de un músculo que sí está paralizado. 

Puede sustituir la operación de tendones

La cirugía de tendones es un proceso complejo en el que se hacen grandes incisiones durante una operación de varias horas. En la intervención de la transferencias de nervios, los cirujanos cortan un nervio que se conecta a un grupo de músculos funcionales pero prescindibles y lo empalman con otro nervio que ha quedado paralizado. 

La clave está en que las fibras del nervio transferido crecen dentro de la estructura del nervio paralizado hasta llegar al músculo, un proceso que dura entre tres y nueve meses, ha explicado Natasha van Zyl, cirujana del Hospital Austin y autora principal de la investigación.

Perfil de los pacientes tetrapléjicos

El de Austin es el estudio más extenso que se ha hecho hasta la fecha. Se han llevado a cabo transferencias nerviosas en los brazos a 16 adultos jóvenes tetrapléjicos, de 27 años de edad de media.

Hicieron dos grupos de control. A diez de ellos, les hicieron transferencias nerviosas en un brazo y transferencias tendinosas en el otro, para evaluar los resultados. En los trece pacientes que completaron el seguimiento, la transferencia nerviosa seguida de la rehabilitación les devolvió la capacidad de mover el codo para extender el brazo, mover la muñeca y hacer el gesto de pinza con la mano para coger objetos. Gracias a eso, pudieron volver a hacer actividades sencillas pero cruciales por sí mismos, como comer, coger bebidas, escribir, utilizar dispositivos electrónicos, lavarse los dientes y manipular dinero. Además, mejoró su capacidad de utilizar silla de ruedas.

Resultados 

En comparación con la transferencia tendinosa, la de los nervios permite restaurar la función de más músculos con una sola incisión, ya que cada nervio se conecta con un grupo muscular, lo que permite una cirugía más rápida y con menos complicaciones asociadas a las incisiones.

Por otra parte, el tiempo de inmovilización del brazo es mucho más corto, de aproximadamente una semana y media. Tres de las 59 transferencias nerviosas realizadas en los 13 pacientes no funcionaron.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?