Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

El peor error que cometes antes de meter los platos en el lavavajillas

Usar el lavavajillas correctamente permite ahorrar más agua de la que te imaginas

Hay que cargar el lavavajillas siempre a tope. /

El consejo se ha ido pasando de generación a generación: antes de poner el lavavajillas hay que pasarle un agua a los platos. Pues bien, las cosas han cambiado. Ahora hay lavavajillas de muy bajo consumo que se pueden programar desde el teléfono móvil y, a tenor de lo que recomiendan tanto los fabricantes de electromésticos como los de detergente, ese agua nos la podemos ahorrar.

"El aclarado es algo del pasado. Aunque en muchos hogares lo hacen, es un desperdicio de tiempo y recursos preciosos", asegura el fabricante de productos de limpieza Finish. "Los detergentes actuales contienen micropartículas blanqueadoras y encimas y los fabricantes de lavavajillas recomiendan que se utilicen sin aclarado".

La web de Finish detalla también que "las micropartículas blanqueadoras combaten manchas como té o café, y las enzimas rompen las proteínas y los almidones" por lo que basta con "tirar los restos de comida más grandes a la basura".

En el blog de la marca de electrodoésticos Bosch ofrecen el mismo consejo: "Recuerda eliminar los restos de comida de la vajilla antes de meterla. Pero no es necesario enjuagar los platos previamente bajo el grifo, solo tienes que quitar los trozos grandes". El prelavado manual, según Bosch, está "diseñado para eliminar la suciedad y poner la vajilla a remojo sería un gasto innecesario".

Quien no tenga por costumbre leerse los manuales de instrucciones de los aparatos quizá tampoco sepa que conviene situar "las piezas que tengan más suciedad en el cesto inferior" porque en esa zona "la presión con la que sale el agua es más potente y la suciedad se irá con más rapidez".

De lo que no cabe duda es de que usar el lavavajillas ayuda a ahorrar agua. Según la web de Aigües de Barcelona, entre 20 y 40 litros al día. Y la explicación ofrecida por Bosch es sencilla: mientras que por el grifo salen entre 9 y 11 litros de agua por minuto, uno de sus lavavajillas modernos consume menos de 10 litros para todo el ciclo ya que puede reutilizarla una y otra vez.

Para potencia el ahorro (también electríco), conviene llenar el lavajillas al máximo, recurrir a los programas de bajo consumo e incluso programar el aparato para que funcione de madrugada, cuando el consumo de luz es más económico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?