Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Lisboa, la desconocida que reclama su lugar

La capital de la vecina Portugal se afianza como un destino turístico de primer nivel tanto para viajar en pareja como, sobre todo, en familia

Vista panorámica de la ciudad de Lisboa /

Lisboa está de moda y motivos para estarlo tiene y de sobra. La capital de Portugal se ha convertido en un 'must' de ciudades europeas que visitar y cuesta entender que haya tardado tanto y convencer al mundo de que merece una (o más) visitas. La segunda capital más antigua de Europa -solo Atenas lo es más- aparece como un destino para todo tipo de públicos y para cualquier época del año.

Agradable en invierno y nada calurosa en verano la ciudad es mucho más que la Praça do Comércio (Plaza del Comercio), una de las imágenes más características de Lisboa. Esta concurrida plaza es la puerta de Europa al Atlántico y recibe su nombre de los intercambios comerciales que se hacían de los barcos que llegaban a Lisboa. Una Plaza abierta por uno de sus lados y que simula perfectamente el abrazo que el turista (y el lisboeta) recibe al llegar a la ciudad.

Perderse por las calles de Baixa Chiado es una obligación para cualquier persona interesada en conocer la Lisboa de verdad, esa de bares antiguos pero de productos de primera calidad o de los locales más de moda y que más han entendido la nueva ola lisboeta. Una zona llena de callejuelas donde puedes sentirte como un verdadero lisboeta y donde niños y mayores podrán jugar y correr en las plazuelas típicas de la ciudad, porque como decíamos con anterioridad Lisboa es una ciudad para cualquier tipo de visitante, incluidos aquellos que viajan en familia. Sin ir más lejos la zona de Baixa cuenta con numerosos alojamientos destinados a familia como Courtesy Chiado, ideal para familias.

Entre sus cuestas te cruzarás con turistas y con 'alfacinhas' y 'alfacinhos'' gentilicio que reciben los lisboetas-, porque sí, en Lisboa es tan típico el bacalao como las cuestas, eso sí, se pueden solventar usando sus icónicos - y quizá algo antiguos- tranvías, con autobuses, ascensores o escaleras mecánicas. Además los taxis o Uber son una alternativa bastante económica ya que a pesar de tener numerosas cuestas las distancias son cortas.

Alojamiento Courtesy Chiado en el centro de Lisboa / Cadena SER

El bacalao (a brás o dorado, a la parrilla, aparece como el rey de la gastronomía lisboeta, pero cualquier pescado 'grelhado' es una gran elección ya que hasta la más simple dorada tiene un sabor excepcional. Además de pescado de todo tipo y variedad los lisboetas tienen 'porco' en casi cualquier carta. El cerdo cocinado de distintas maneras es muy característico, eso sí, de ninguna manera tanto como en las bifanas. La bifana es un bocadillo con carne de cerdo cocinada en una salsa que es una alternativa rápida, sabrosa y económica para cenar o comer sin perder demasiado tiempo.

A las afueras de ciudad es imprescindible ir a Belém para ver la Torre, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y el Monasterio de los Jerónimos. Además, y ya que hemos hecho el viaje habrá que saborear los únicos y originales pasteles de Belém en la pastelería 'Pastéis de Belém'. Si no la ubica no se preocupe, habrá una cola de turistas esperando para poder comprar varios -no compre solo uno, se arrepentirá- de estas delicias de nata.

Torre de Belém en Lisboa, uno de los sitios imperdibles de la ciudad / Getty

Subir al castillo de San Jorge nos sirve para ver una construcción del siglo V y, además, nos permite tener una vistas panorámica de la ciudad de Lisboa, del Mar de la Paja (la desembocadura del Tajo) y del puente 25 de abril que une lo que el enorme Tajo separa.

Lisboa tiene multitud de alicientes para entrar directamente en lo más alto de las ciudades que visitar en un futuro próximo y la tendencia al alza de Portugal y de su capital como destinos turístico de referencia invita a visitarla más pronto que tarde.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?