Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

El FBI encontró un cuerpo cosido "al estilo Frankenstein" en un centro de donaciones

También encontró un cubo lleno de cabezas y una nevera con penes

La policía encontró 1.755 partes de cuerpos humanos. /

En 2013, el FBI inició una investigación en torno a las empresas que venden cuerpos que fueron donados para la ciencia. Entre ellos se encontraba el Centro de Recursos Biológicos de Arizona (Estados Unidos), donde las autoridades llegaron a encontrar un cubo lleno de cabezas, una nevera con penes y un cuerpo cosido "al estilo Frankestein".

Cinco años después de que el centro cerrara tras una redada del FBI, los testigos han dado a conocer los detalles más oscuros del Centro de Recursos Biológicos (BRC) en una demanda presentada contra el centro por 33 personas que dicen que el centro adquirió los cuerpos de sus familiares a través de "declaraciones falsas", tal y como recoge un reportaje de Arizona Republic.

"Parecía un desguace"

Entre las declaraciones destacan la del exagente del FBI Mark Cwynar reconoce que vio "varias escenas inquietantes en el centro". Desde "cabezas infectadas" hasta "un cubo lleno de cabezas, brazos y piernas". Sin embargo, nada le sorprendió tanto como la cabeza de una mujer cosida en el torso de un hombre "al estilo Frankestein".

También las del agente Matthew Parker, quien reconoce a Reuters que fue diagnosticado con síndrome de estrés postraumático como consecuencia de lo vivido en aquel centro. Después de trasladar las bolsas de cadáveres desde las instalaciones, el agente reconoce que no pudo volver a dormir: "Parecía un desguace donde habían destruido y despedazado cuerpos".

El caso llegará al juzgado el próximo 21 de octubre

Según un reportaje de Reuters, los agentes involucrados en la redada al Centro de Recursos Biológicos de Arizona encontraron 1.755 partes de cuerpos humanos en las instalaciones, llenando 142 bolsas con un peso total de 10 toneladas. Un centro en el que cualquiera que lo necesitara podía hacerse con un cuerpo sin hombros ni cabeza por apenas 2.900 dólares (unos 2.600 euros).

Tras la redadada, el propietario del BRC, Stephen Gore, fue sentenciado a un año de cárcel y cuatro años de libertad condicional. A través de una carta al juez, mediante la que se declaraba culpable, Gore reconoció que siempre intentó hacer lo correcto. Sin embargo, el hecho de que la industria no estuviera regulada formalmente provocó que, en ocasiones, no actuara de la mejor forma posible.

 A pesar de que la venta de partes del cuerpo humano no transplantables es legal en casi todos los estados, tanto Arizona como Colorado han promulgado diversas leyes para regular a los intermediarios. En el caso de Arizona, el estado aprobaba en 2017 una ley mediante la que las empresas de donación de cuerpos no pueden operar sin una licencia. Sin embargo, todavía no se ha implementado. Mientras tanto, el caso está programado para ser juzgado en el Tribunal Superior del Condado de Maricopa el 21 de octubre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?