Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un restaurante sirve por error detergente en lugar de zumo a una bebé de 22 meses

Aunque su vida no corre peligro, los padres aseguran que hay riesgo de que pueda perder el esófago

La niña se recupera de las quemaduras. /

Una bebé, de apenas 22 meses de edad, ha tenido que ser hospitalizada en el Hospital Universitario de Nantes (Francia) como consecuencia de las quemaduras provocadas por la ingesta de un detergente en un restaurante que le sirvió este producto en vez del zumo de manzana que había pedido. Los hechos tuvieron lugar el pasado jueves en un albergue ubicado en Pornic, donde la familia se hospedaba desde hacía varios días.

Después de que los padres de la niña pidieran un zumo para su hija, uno de los camareros les llevó un vaso que realmente contenía detergente. Tras dar el primer sorbo, la niña regurgitó la bebida sobre su vestido, que minutos más tarde le quemaría la piel. Fue entonces cuando los padres descubrieron que la bebida no contenía zumo de manzana, sino que se trataba de detergente.

La niña podría perder el esófago

En primer lugar, los padres pensaron que se trataba de una bebida alcohólica. Sin embargo, después de que el padre notara la sensación de quemazón al intentar probarla, llegaron a la conclusión de que le habían dado un producto que contenía sosa cáustica, tal y como reconoce a Ouest-france: "Cuando lo probé me quemé los labios".

Tras este suceso, la familia llevó a su hija al Hospital Universitario de Nantes, donde se le indujo al coma como consecuencia de las quemaduras severas sufridas tanto en la boca como en la lengua, el paladar, los labios, el esófago y el estómago, tal y como recoge Le Parisien. En la actualidad la niña se encuentra sedada bajo asistencia respiratoria, aunque su vida no corre peligro. Sin embargo, tal y como reconoce su padre a Ouest-France, sí que podría perder el esófago como consecuencia de esta negligencia.

El responsable del restaurante achaca la negligencia a "una sucesión de errores"

Por otro lado, el restaurante La Fontaine aux Bretons ha reconocido el error y adelanta que realizará una investigación para averiguar qué sucedió con exactitud. Bajo su punto de vista, fue una sucesión de errores en los que un primer empleado vertió el producto en cuestión en un recipiente utilizado para almacenar el zumo de manzana. A continuación, un segundo empleado habría metido dicho producto en la nevera pensando que se trataba de un zumo, mientras que un tercer camarero terminó sirviendo "la bebida".

En todo momento, el responsable de este restaurante asegura que el producto en cuestión era el lavavajillas utilizado por sus empleados para lavar los platos y los cubiertos. Mientras tanto, el padre, quien ha denunciado al establecimiento por una "negligencia grave", asegura que se trata de un detergente industrial con sosa cáustica. Por otro lado, la policía continúa investigando el suceso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?