Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

Caso Manson: el 'true crime' sobre el asesinato que cambió toda una época

Cuando se cumplen 50 años de la muerte de la actriz Sharon Tate y otras seis personas más a manos de la familia Manson, se publica una investigación del periodista Tom O'Neill que pone en duda la versión oficial

El true crime es el género de moda en la televisión, series que tratan de aportar nuevas pruebas a crímenes reales ocurridos hace tiempo, sin olvidar algunas dosis de morbo. El público ha respondido a Making a Murderer, que muestra los fallos del sistema policial y judicial en Estados Unidos, The Jing, llegó a influir en la realidad provocando la detención del protagonista Robert Durst , o The keepers o American Crime Story. Sin olvidar las incursiones españolas como El caso Asunta o El caso Alcàsser. El público responde y hay un filón para las plataformas.

Esta tendencia ha llegado a la literatura. Manson: la historia real, de Roca Editorial, es el ensayo del verano. Lo firma el periodista Tom O'Neill y su publicación coincide con el 50 aniversario del asesinato que revisa, el que cometieron un grupo de adolescentes en Los Ángeles y que se atribuyó a Charles Manson.

Ese grupo de adolescentes eran Susan sadie Atkins, Patricia Katie Krenwinkel, Linda Kasabian, y Charles Tex Watson. Ninguno de ellos superaba los 25 años de edad ni tiene antecedentes. Vivían en una especie de comuna liderada por Manson, un tipo con mucho carisma -así lo describen sus seres cercanos- y de 34 años. Grupo antisistema que acampó en un lugar abandonado, antes destinado a los rodajes de películas del oeste. Tenían creencias new age, defendían el naturismo, el amor libre, el cristianismo... y Manson solía administrarles LSD.

La noche del 9 de agosto, irrumpieron en la casa de Polanski en Beverly Hills y mataron a sus amigos -el estilista Jay Sebring, el guionista Wojciech Frykowski, la millonaria Abigail Folger y el vigilante de la casa Steven Parent- y a su pareja, la actriz Sharon Tate que estaba embarazada. El director polaco, sin embargo, estaba rodando en Europa. Fue una conmoción y acabó con toda una era, los sesenta. Ahí terminó el hipismo, la liberación sexual y todas las libertades de las que hacían gala muchos jóvenes y también muchas estrellas de un Hollywood que quedó tocado.

Cuatro meses estuvo la policía buscando a los culpables. Cuatro meses de teorías de la conspiración, de miedo y de acusaciones machistas y retrógradas, culpando a los actores y a las actrices de haber provocado los sucesos por su moral abierta. Finalmente, fueron detenidos y comenzó uno de los juicios más famosos de la historia, que todavía hoy despierta interrogantes.

El libro refuta la investigación del fiscal Vincent Bugliosi fallecido en 2015, que escribió todo en un libro llamado Helter Skelter, frase crucial en este caso. Y es que Manson pretendía desatar el Helter Skelter, es decir, asesinar y culpabilizar de ello a la comunidad afroamericana para incitar a una guerra racial. Un enfrentamiento que llegaba en plena ola de manifestaciones por los derechos civiles y que, según Manson, era una profecía supuestamente metida en la canción del mismo nombre de los Beatles.

Según O'Neill, el fiscal usó pruebas faltas y omitió muchas informaciones que podrían estropearle su teoría, la que consiguió acusar a Manson a pesar de que este nunca pisó la casa de Cielo Drive.

Sugiere, a través de entrevistas y nuevos documentos, que Manson había sido adiestrado por la CIA, para controlar a izquierdistas con el uso del LSD. Esas técnicas, dice el libro, son las que usaba Manson con los chicos y chicas a los que captaba. "Manipulaba las mentes de los otros con complicados juegos de palabras y técnicas sensoriales que había concebido en los dos años transcurridos desde que saliera de la cárcel", escribe.

Eso fue en el 67, dos años antes del crimen. Manson, cita O'Neill, estuvo un tiempo en una clínica de San Francisco donde un empleado de la CIA reclutaba a gente para estudiar los usos del LSD. De hecho, el periodista cita al doctor Louis Jolyon West, que durante la guerra de Corea trabajó con soldados. Un programa llamado Chaos cuyo objetivo era desestabilizar el movimiento de izquierda y hacer que los hippies parecieran peligrosos.

"Yo no he encontrado la verdad, ya me gustaría poder decirlo. Mi objetivo no es decir lo que pasó, sino demostrar que el relato oficial no es veraz", reconoce el periodista al final de este ensayo. Ha tardado veinte años en culminar y en él muestra cientos de entrevistas y documentos del Departamento de Policía de Los Ángeles, del FBI y de la CIA, algunos de ellos inéditos. Por ejemplo, la entrevista que mantuvo con Manson desde la cárcel.

Charles Manson fueron condenados a pena de muerte, pero el Estado de California anuló la ejecución. Tanto él como los otros tres asesinos fueron condenados a cadena perpetua. Manson murió el 19 de noviembre de 2017 a sus 83 años. Su figura ha fascinado y ha horrorizado a partes iguales. La ficción ha tratado al personaje en multitud de ocasiones. De hecho, la próxima semana se estrena la segunda temporada de Mindhunter, la serie de David Fincher para Netflix, centrada en él. También Quentin Tarantino estrena Érase una vez... en Hollywood el 15 de agosto con el asesinato de Sharon Tate como telón de fondo.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?