Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

El gamer que reivindica los videojuegos para superar la discapacidad

Conocido como Moyorz87, este youtuber es el fichaje del equipo Movistar Riders mientras lucha contra una enfermedad llamada osteogénesis imperfecta o huesos de cristal

Aritz Acevedo, conocido en redes sociales y en YouTube como “Moyorz87” es el nuevo fichaje del equipo Movistar Riders, un equipo de gamers. Tiene 31 y está empezado en demostrar que los videojuegos aportan muchísimo, sobre todo para las personas con discapacidad, como él. “Me han ayudado en muchos momentos de mi vida en los que no podía salir de casa. Jugando online he tenido la oportunidad de conocer personas increíbles que, hoy en día, son grandes amigos”.

Cuenta su historia para ejemplificarlo; aunque reconoce que no le gusta con exceso hablar de ella. “De todas formas, no me gusta hablar de discapacidad. Siempre digo que todos los seres humanos tenemos discapacidades, ya que nadie es capaz de hacerlo todo. Los videojuegos son una de mis grandes aficiones y una ventana al mundo que me da la oportunidad de vivir cosas que, de otra manera, serían imposibles. Un día puedo ser un caza-tesoros en el desierto, y al día siguiente, un jugador de fútbol”.

"Creo que los videojuegos con una ventana al mundo, una manera de desconectar que me acompaña en las buenas y en las malas. Cada vez que he estado fastidiado por mí enfermedad, en casa y sin salir, gracias a los videojuegos he dejado de pensar en que me duelen los brazos y las piernas", nos cuenta.

Nació en Pamplona y desde hace cuatro años genera contenido de videojuegos para su canal de YouTube, mientras lucha contra una enfermedad llamada osteogénesis imperfecta o huesos de cristal, que le obliga estar en una silla de ruedas. Se lo diagnosticaron con tres meses y aquí está. "No hay barreras arquitectónicas, tú coges el mando y puedes jugar a ser futbolista, o a ser un cazatesoros, o a ir por la jungla", explica este jugador.

Acaba de venir de Nueva York de participar en la copa mundial de Fornite, el famoso videojuego, de la mano de Movistar. Y ahora entra en el equipo: "Lo que me plantean es que esté a gusto y lo pase bien y diga todas las ideas que tenga. Voy a seguir haciendo lo que me gusta, pero ahora voy a tener más recursos para hacer mis locuras. Tengo muchas ganas de empezar y de liarla, como les digo yo".

Dedica cuatro horas al streaming, el resto a editar sus vídeos, a pensar el contenido. Dice que aprendió a jugar en un centro ocupacional de Pamplona, su ciudad. De ahí creó su canal de YouTube y, poco a poco fue creciendo. "Al principio me extrañaba cuando me paraban para pedirme fotos. Ahí me di cuenta de la responsabilidad. Me dicen que soy su ídolo, jamás pensaba una cosa así. Lo llevo bien y es lo que más me llena. Poder ayudarles. Eso es una responsabilidad como youtuber, por toda la exposición que tenemos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?