Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

¿Qué están cazando los drones de tráfico?

Se han estrenado en agosto denunciando. Y detectan a la perfección el uso del móvil conduciendo. Entre las infracciones que más están fotografiando: adelantamientos indebidos, saltarse la señal de stop y conducir sin cinturón de seguridad.

Uno de los drones que usa la DGT para multar /

Son la "estrella" del verano. Están fuera de la carretera pero con una visión privilegiada del tráfico. Desde el 1 de agosto los drones de la DGT pueden multar a aquellos conductores que cometan infracciones. "Es una herramienta muy potente que dará mucho juego", que se utilizará para vigilar, ordenar y multar, según explica el subdirector de movilidad y tecnología de la DGT, Jorge Ordaz.

De momento no trabajan en los límites de velocidad. "Estamos trabajando en ello, estamos en un proyecto piloto, tenemos primero que ser capaces de medir la velocidad y el centro español meteorológico tiene que verificar que la miden correctamente. El proyecto está en marcha y es posible que esté listo el próximo verano", concluye Ordaz.

Son baratos y eficientes

El dron es rentable, económicamente hablando, en comparación con los helicópteros, que son caros de comprar y de mantener. Suele costar entre 10 mil y 11 mil euros y esto incluye "el aparato, la cámara, un portátil, las baterías de recarga. El defecto es que hay que ir sustituyendo la batería cada cierto tiempo para que continúe funcionando", explica el subdirector de Tráfico. De momento de los 11 drones que tiene la DGT solo 3 están multando y se han estrenado en Canarias porque en las islas no había helicópteros desplegados. "Lo hemos utilizado de sustituto de salida y además por algún sitio había que empezar y nos pareció bien hacerlo en Canarias", según Ordaz.

¿Dónde se despliegan?

Prioritariamente, según la DGT están destinados a la vigilancia del tráfico en aquellos tramos donde hay más riesgo de accidentes y en las carreteras donde hay mayor tránsito de usuarios vulnerables, como ciclistas y motoristas. También se usan para apoyar la regulación en operaciones y eventos especiales en los que se concentra un elevado número de movimientos en carretera, como ocurre este puente de agosto. La infracción captada por el dron podrá ser notificada en el acto por un agente de la Guardia Civil o ser tramitada posteriormente por las autoridades competentes. Todas irán acompañadas de la foto correspondiente con la evidencia de la infracción cometida por el conductor. Contra un dron poco se puede hacer en descargo del conductor y serán mínimas las posibilidades de que prospere un recurso. La herramienta es tan útil que la DGT va a ampliar la flota en 20 drones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?