Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

ACCIDENTE AÉREO Un instructor y una alumna mueren al estrellarse una aeronave del Ejército en el Mar Menor

Libros que hablan de la precariedad

Repasamos algunos de los mejores ensayos y novelas que hablan sobre la crisis y la precariedad laboral

Fotograma de La Mano invisible, adaptación de la novela de Isaac Rosa /

Decía Chirbes que la literatura no podía dejar de mostrar las tensiones de la época. De hecho, él mostró la corrupción en Crematorio y el desastre económico y la precariedad en su novela En la orilla.

En Clavícula, Marta Sanz usa el cuerpo femenino como el lugar donde descargan todos los males del capitalismo: la precariedad laboral, la crisis sanitaria y sobre todo, el miedo a perder el trabajo o la casa. No es una novela, es una autobiografía en la que la autora aglutina cartas, crónicas, poemas y ensayo. Dice la escritora que ha querido hacer un ejercicio de verosimilitud: "las mujeres son las primeras en perder el trabajo y las que sufren la brecha salarial".

Otra mujer, la escritora Laura Gomara habló de los desahucios en uno de sus libros. Vienen mal dadas es una novela negra repleta de acción que retrata la Barcelona más oscura en tiempos de crisis. Ruth Santana es una joven desahuciada y pluriempleada que vive en el umbral de la pobreza para pagar lo que considera su deuda con los bancos. En octubre publicará En la sangre, su próxima novela, en Roca Editores, donde retrata la vida de una carterista.

En el año 34, la escritora Luisa Carnés, una de las autoras Sinsombrero de la Generación del 27, escribía ya sobre la precariedad de las mujeres españolas. Lo hizo en Tea Room, mujeres obreras, un libro, editado por Hoja de lata, que recorría las vidas de las camareras de un salón de té, próximo a la Puerta del Sol. "Diez horas de trabajo, cansancio, tres pesetas", es la reflexión de Matilde, el personaje protagonista de la novela.

Sobre la crisis y la enfermedad mental indagaba la escritora Elvira Navarro en La trabajadora, publicado en Random House. Un interesante ejercicio de estilo con una protagonista que se enfrentaba al impago de la editorial para la que trabajaba. Y todo ello en medio de la angustia, la locura y la medicación.

Julio Fajardo se sirve de sus personajes para describir el impacto que la crisis tuvo en la sociedad española. Asamblea ordinaria, publicada por Asteroide, es el título de esta novela centrada en una pareja resentida por la situación económica y las malas condiciones laborales. Una pareja comienza a sufrir las consecuencias del desempleo y la precariedad; él decide incorporarse a una nueva organización política mientras que ella procura en vano que todo siga igual.

Su argumento nos remite a La mano invisible, de Isaac Rosa. Seix Barral publicó hace años esta novela sobre la deshumanización de los trabajadores y cómo las empresas tratan de enemistarlos y dividirlos. Carniceros, albañiles, mecánicos a los cuales Rosa nos muestra desde otro prisma. De todas las de la lista, es la única que ha sido adaptada al cine.

Terminamos con ensayo, con No tengo tiempo, de Jorge Moruno. Es una reflexión sobre cómo la relación de las personas y el entorno laboral están cambiando gracias a la capacidad del neoliberalismo para convencer de que lo que era un retroceso ahora es algo bueno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?