Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El 58% de los españoles pagaría más por un festival más sostenible

El Rototom Sunplash, que se celebra este fin de semana, cuenta con vasos reutilizables; no hay botellas de agua de plástico, sino fuentes y cuenta con puntos de trueque para evitar el desperdicio de comida

Imagen del Rototom en 2017 que este año se convierte en el primer festival sin plástico de ningún tipo. / ()

El 58% de los españoles pagaría más por la entrada de un festival de música que fuera sostenible, según un estudio de Ball, el mayor fabricante de latas de bebidas del mundo. Este fin de semana se celebra el 'Rototom Sunplash', un festival que se ha declarado libre de plásticos y que ahorrará 11.000 kilos de plástico, el equivalente a lo que cabría en 12 piscinas olímpicas. Cada vez son más los festivales que se suman a esta tendencia para tratar de reducir la cantidad de residuos que generan este tipo de eventos musicales. 

Hay 13 fuentes de agua en la zona de música y unos 50 puntos entre el recinto y el camping para rellenar las cantimploras o botellas de metal. Nada de plásticos, es la premisa de este festival de reggae que se ha convertido en el primero libre de este material en España. El vaso es reciclable, cada persona al final del evento puede donarlo y para no tirar el excedente de comida, los bares y restaurantes del recinto tienen la oportunidad de entregarlo al banco de alimentos cuando finalice el festival. 

"Hemos extendido el uso de pajitas, platos y cubiertos de biocompost, aunque sigue creando residuos con uno o dos usos no tienen tanto impacto a largo plazo en el medio ambiente. Todo esto es un proceso muy largo y un esfuerzo muy grande", explica Fiachra McDonagh, responsable de sostenibilidad del 'Rototom'. También habrá unos 40 contenedores para depositar colillas y puntos de trueques en el camping: los asistentes podrán intercambiar productos y comida, en lugar de tirarlos. 

Entre los motivos principales para elegir un festival y otro no es la sostenibilidad, solo para el 18,4% de los encuestados. Priorizan aspectos como la entrada (64,6%), la localización (56,3%) o los servicios y facilidades del recinto (42,4%). Sin embargo, más de la mitad de los españoles, el 57,9%, estaría dispuesto a pagar más por la entrada si es sostenible y la mitad también participaría como voluntario en una recogida de residuos en un festival. 

Cada vez son más los festivales que se unen a esta tendencia. No había botellas de plástico en el festival de Cruïlla de Barcelona o el 70% de los proveedores de Sonorama Ribera, en Burgos, eran locales para limitar las emisiones de transporte. "Hay festivales que están utilizando energías renovables, otros están yendo por la vía de los vasos reutilizables, otros están reduciendo el consumo de carne", cuenta Ramón Arriata director de sostenibilidad y asuntos públicos de Ball Europa. No obstante, afirma que todavía hacen falta muchos esfuerzos y mucha concienciación. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?