Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Quantum Fracture: "Mis vídeos tardan por lo menos 40 horas de trabajo"

Los youtubers divulgativos son graduados en historia, ciencias o arte que han reconvertido su profesión en profesores virtuales. Una nueva manera de trabajar para ellos y de estudiar o preparase la selectividad para muchos jóvenes

VÍDEO: BEA POLO

Ser un youtuber es una profesión desde hace varios años. Famosos que enseñan sus vidas, influencers que muestran sus viajes o jugadores de videojuegos que relatan los últimos juegos del mercado. Pero en los últimos años ha surgido la figura del youtuber divulgativo. Profesionales de historia, ciencias o arte realizan vídeos para la plataforma y se ganan la vida con ello. Una nueva manera también de muchos jóvenes para aprender o estudiar incluso para el examen.

La guerra civil en cinco minutos o la historia de la científica Marie Curie son algunos de los vídeos que Lechero Fett, el creador de A toda leche lleva realizando desde hace 5 años. “Antes era un pasatiempo y ahora es mi trabajo, es lo que me gusta hacer. Yo iba para guionista pero ninguna productora me fichó y esto es como escribir mis propias historias”, cuenta. También Javier Rubio, creador del canal de historia Academia play, comenzó como en este mundo por casualidad. “Yo soy arquitecto y trabajaba con mi padre en su estudio. Un día hice un vídeo sobre política, lo subí al llegar y vi que se había hecho tremendamente viral”, explica. Su canal ya tiene un millón y medio de suscriptores y cuenta con 15 trabajadores a su cargo.

Pero llevar una plataforma divulgativa tiene mucho trabajo detrás. “Tenemos muchos programas: de edición de sonido, de ilustración… Tardamos mínimo un mes en documentarlo”, cuenta Rubio que utiliza siempre la técnica del scribing, es decir, una mano dibujando mientras cuenta el relato. El canal, Quantum Fracture, por ejemplo, utiliza más animaciones y gráficos. Es el canal de ciencia con más seguidores de España —más de 1,7 millones— y su creador José Luis Crespo es graduado en ciencias físicas y especializado en cosmología. “Mis vídeos tardan por lo menos 40 horas de trabajo. Si divides las horas, te sale una jornada completa”, explica. “La divulgación yo creía que era algo muy solemne y serio. Pero de repente había gente en Estados Unidos, en Inglaterra que lo estaba haciendo de manera desenfadada, graciosa y me enamoró el formato. Así que en mi primer año de carrera nació el canal”, dice Crespo.

Todos ellos son youtubers a tiempo completo. Algunos consiguen financiarse únicamente con lo que monetizan de sus vídeos en el canal; otros cuentan con ingresos de empresas que también les piden que hablen de determinados temas en sus vídeos y otros buscan formas extras de financiarse. “Yo tengo un millón de visitas al mes y Youtube me paga unos 500 euros. Nos hemos buscado otras fuentes de ingresos como vender camisetas o abrirnos Patrions —una plataforma de mecenazgo en la gente nos apoya para que sigamos divulgando— puedo sacar otros 900 euros. Al fin y al cabo sale un sueldo”, explica Lechero Fett.

Además, la plataforma de Internet no se los pone fácil porque desmonetiza los vídeos si hablan de temas que considera comprometidos. “Por ejemplo, la II Guerra Mundial como salen nazis, desmonetizado; un atentado en el que muere alguien, desmonetizado; la Guerra de Vietnam, desmonetizado… En la historia han pasado muchas desgracias y tengo que contarlo”, se ríe el youtuber, “es un poco triste que la plataforma nos ponga cortapisas a los canales educativos”.

El público al que se dirigen suele rondar de los 13 para los 17 años. Jóvenes, que dominan muy bien el medio y que ven en estos relatos una nueva forma de aprender. “Nuestros espectadores son estudiantes de bachillerato. Lo utilizan mucho en la EBAU y en los colegios”, cuenta Rubio. La plataforma ha ido cambiando a lo largo de los años, pero todos coinciden en que creen que aún quedan mil cosas por hacer. “En el fondo somos gente apasionada y creo que esa pasión la transmitimos. Parte del éxito tiene que estar en esa verdad que hay en esta nueva ola de divulgación”, dice Crespo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?