Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Henrik Larsson dimite tras los ataques recibidos en las redes sociales

El exjugador del Barcelona dirigía al Helsingborg pero se ha ido tras recibir una presión "demasiado grande"

Larsson, en su etapa como jugador del Barcelona. /

El exbarcelonista Henrik Larsson dejó este viernes de entrenar al Helsingborg sueco por los ataques sufridos en las redes sociales un día después de que su equipo cayera en Copa contra el Oskarshamn, conjunto de tercera categoría.

"Larsson ha informado al club que ha decidido dimitir como entrenador del Helsingborg. El motivo son los muchos ataques verbales que ha tenido que soportar y que han hecho insostenible la situación de Henrik", informó en un comunicado el club.

Según explicó a la edición digital del diario Expressen el director deportivo del Helsingborg, Joel Sandborg, las invectivas contra el exjugador de Celtic, Feyenoord y Manchester United se han concentrado en las redes sociales y la presión ha sido "demasiado grande" para él y para su familia.

"Llegaremos hasta el fondo"

"Es trágico que todo haya acabado de este forma, nos tomamos muy en serio los ataques y llegaremos hasta el fondo", resaltó en el comunicado el presidente del club, Krister Azelius.

Azelius recordó que cuando Larsson asumió el cargo hace dos meses, el objetivo era la permanencia en la Allsvenskan (máxima categoría del fútbol sueco) y que el legendario exjugador ha conseguido colocarlo dos puntos por encima de los puestos de descenso a falta de diez jornadas. Esta era la segunda experiencia de Larsson en el club de su ciudad natal, donde despuntó antes de dar el salto al extranjero y adonde regresó en el tramo final de su carrera.

Larsson se hizo cargo del Helsingborg en 2015 después de una buena campaña en el Falkenberg, un recién ascendido al que, contra todo pronóstico, logró mantener en la Allsvenskan.

Tras una primera temporada discreta, el Helsingborg -un histórico del fútbol sueco con siete títulos de liga- acabó descendiendo en un partido de repesca dramático en casa en el que el delantero Jordan Larsson, hijo del técnico, fue agredido por varios ultras locales que saltaron al campo y defendido luego por su padre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?