Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

De Sídney a Londres sin escalas: el vuelo que pone a prueba el cuerpo humano

La carrera por ver quién logra realizar la ruta más larga sin paradas continúa

De Sídney a Londres sin escalas: el vuelo que pone a prueba el cuerpo humano /

La carrera por ver quién realiza la ruta más larga sin paradas continúa. Hasta la fecha, el vuelo comercial más largo del mundo sin escalas fue un viaje de 18 horas y 30 minutos que conectó las ciudades de Newark y Singapur. Una aventura, llevada a cabo por Singapore Airlines, mediante la que cientos de pasajeros recorrieron un total de 15.344 kilómetros para viajar de una ciudad a la otra.

Ahora Qantas quiere recuperar el trono. Después de perder el récord frente a Singapore Airlines, la aerolínea australiana plantea los viajes superiores a 20 horas. Desde hace ya varios años, la compañía plantea unir Sídney con Londres y Nueva York. Sin embargo, la tecnología no ha permitido llevar a cabo una proeza de tal magnitud... hasta ahora.

Desde Sídney hasta Londres y Nueva York

La aerolínea australiana ha anunciado este jueves tres vuelos experimentales desde Sídney hasta Londres y Nueva York, tal y como recoge Bloomberg. Vuelos que no han sido programados para establecer una nueva marca, sino para analizar las consecuencias de trayectos que superen las 20 horas en la salud de los pasajeros. La compañía quiere comenzar los vuelos directos de ambas rutas de cara a 2022, por lo que quiere descubrir si los vuelos tan largos pueden llegar a tener un impacto negativo en las personas.

Para estas primeras pruebas, la aerolínea utilizará el nuevo Boeing 777-8X o un Airbus A350-1000. Un avión en el que viajarán un máximo de 40 personas, entre los que se encontrará la tripulación, el personal de Qantas y un equipo científico. Un grupo de investigadores que analizará los patrones de sueño de los viajeros, el consumo de comida y bebida, la luz, el movimiento físico y el bienestar de los pasajeros.

La "última frontera" de la aviación

Pero no solo eso. Según ha dado a conocer la compañía a través de un comunicado firmado por el director general Qantas, Alan Joyce, el grupo de científicos también analizará a los pilotos. Gracias a un electroencefalograma, los investigadores medirán su estado de alerta y determinarán las pautas de trabajo y descanso más adecuadas: "Los vuelos de ultradistancia presentan muchas cuestiones de sentido común sobre el confort y bienestar de los pasajeros y la tripulación".

En definitiva, la compañía realizará estos vuelos de prueba para extraer toda la información posible de cara a 2022, cuando se espera que se comercialicen los vuelos: "Estos vuelos nos proporcionarán datos valiosos para ayudarnos a responder a cada una de nuestras preguntas". Unos vuelos que ya han sido calificados como "la última frontera" en aviación. ¿Dónde está el límite?

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?