Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El androide Fiódor fracasa en su intento de acoplamiento a la Estación Espacial Internacional

La nave Soyuz MS-14 volverá a intentarlo este lunes

El androide en el interior de la Soyuz. / ()

El pasado jueves 22 de agosto, Rusia lanzaba la nave Soyuz MS-14 rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI) con un androide como único tripulante. Un robot de 180 centímetros de altura y un peso de 160 kilos, bautizado por la prensa del país como Fiódor, que sería enviado al espacio para verificar los sistemas de seguridad del cohete Soyuz-2.1a

Tras salir desde el cosmódromo Baikonur (Kazajistán), y repetir el ya clásico "¡vamos allá!" de Yuri Gagarin, el androide comenzaría una aventura espacial que registraría su primer contratiempo este sábado. En torno a las 7.30 de la mañana, hora a la que estaba previsto su acoplamiento, la nave fracasaba a la hora de conectar con la Estación Espacial Internacionaltal y como ha dado a conocer la NASA.

El acoplamiento no se pudo ejecutar debido a un fallo técnico

Según ha informado Roscosmos, el acoplamiento no se pudo ejecutar debido a un fallo técnico del sistema automático de acercamiento y enganche ruso Kurs, tal y como explica el jefe de la misión Vladímir Soloviov: "Todo iba bien hasta que estábamos a una distancia de 200 metros. A partir de entonces se produjeron unas oscilaciones nunca antes detectadas y ya, en la fase de enganche, entendimos que no lograríamos acoplarla en régimen automático".

Por lo tanto, el problema del acoplamiento fallido reside en la estación espacial. Concretamente en el sistema de acoplamiento diseñado por la agencia espacial rusa, que impidió estabilizar la nave y llevar la maniobra a buen puerto. No obstante, Soloviov ha asegurado que este problema es "subsanable", por lo que podrán volver a intentar un nuevo acoplamiento.

Volverán a intentarlo este lunes

Tras el acoplamiento fallido, la nave espacial retrocedió a una distancia segura del complejo orbital mientras los controladores de vuelo rusos evalúan los pasos a seguir. No obstante, desde la agencia espacial aseguran que el fallo no amenaza a la tripulación de la estación: "La estación y la vida de los tripulantes no corren ningún peligro".

Tras una reunión de la Comisión de Estado, en la que debatieron la situación y elaboraron una serie de medidas para solucionar los problemas en el sistema de acoplamiento. A pesar de que reconocen que la situación fue complicada, el jefe de Roscosmos, Dmitri Rogozin ha reconocido que volverán intentar acoplarse a la Estación Espacial Internacional este lunes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?