Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un pasajero se pone a los mandos de un avión con destino Alicante para que no se cancele el vuelo

Un vuelo que cubría la ruta Manchester-Alicante iba a ser cancelado porque faltaba el piloto, pero Michael Bradley quería irse de vacaciones y ofreció a la compañía tomar las riendas del aparato

Un avión comercial de EasyJet. /

El vuelo se estaba retrasando varias horas. Un fallo en el sistema de control aéreo francés hizo que gran parte de la tripulación de un vuelo de EasyJet que cubre la ruta Manchester-Alicante no llegara a tiempo para el despegue. Entre ellos el piloto. Por eso, la compañía tuvo que recurrir a gente en reserva, según medios ingleses. Y ahí estaba Michael Bradley, con su familia, preparado para que nada le impidiera irse de vacaciones. Por eso informó a todos los pasajeros y a la propia empresa que estaba dispuesto a tomar las riendas del avión y llevarlo hasta su destino. 

La casualidad se abrió pasó para delicia de todos: Bradley era piloto de EasyJet y disponía de la licencia y la documentación necesaria para pilotar el avión. Con camisa y vaqueros se puso a los mandos del aparato y llegó a Alicante. 

Estaba descansado y en condiciones de pilotar

Un portavoz de EasyJet a medios locales ingleses informó que el señor Bradley "estaba descansado, había tenido cuatro días de descanso previos y estaba legalmente autorizado para llevar la aeronave". De hecho, la compañía se congratuló de que uno de sus pilotos "se fuera de vacaciones a Alicante desde Manchester y que, por causas ajenas a nuestra responsabilidad, se ofreciera voluntariamente a pilotar el avión". 

El extraordinario suceso fue grabado por una de las pasajeras. En el vídeo Michael Bradley explica lo ocurrido: "Mi esposa me dijo que el vuelo se iba a retrasar dos horas debido a que el capitán de la nave no estaba, así que llamé a EasyJet y les dije que estaba a su disposición". Según el, la empresa dudó unos instantes y "38 segundos después" le volvieron a llamar para pedirle, por favor, que pilotara el avión hasta Alicante. 

Los pasajeros recibieron con efusividad el anuncio que hizo el propio Michael antes de entrar en la cabina de los pilotos. "Si están todos de acuerdo con que uno de sus pilotos vista así hoy, nos vamos a Alicante", explicó Bradley bajo los aplausos de todos los presentes. 

La compañía volvió a reafirmar que "esto está totalmente en línea con las regulaciones, ya que tenía su licencia e identificación con él. La seguridad es siempre nuestra máxima prioridad". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?