Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

"'OT' nunca se tuvo que ir de TVE" y otros 10 titulares de Toni Cruz, uno de los artífices de 'Operación triunfo'

En la Cadena SER hablamos con el reputado productor de televisión

Toni Cruz (73, Girona) es uno de los rostros más importantes de la televisión de nuestro país. A través de su productora, Endemol-España, y unos cuantos socios igual de visionarios que él, revolucionó la pantalla con programas que marcaron un antes y un después en la industria, abriendo nuevas vías de negocio e introduciendo formatos que establecieron las bases de la tele que se hace actualmente. Uno de los programas que capitaneó el productor fue 'Operación triunfo', un espacio que casi 20 años después de su estreno sigue en emisión, con una agitada historia que lo ha convertido en uno de los "destructores" más revolucionarios del sector audiovisual.

Pregunta: Viviste el ascenso al cielo y la caída a los infiernos de 'Operación triunfo', pero ¿cómo viviste el regreso de tu formato a TVE en 2017?

Rrespuesta: 'Operación triunfo' es un formato poderoso que, si se trata bien, funciona bien. La clave está en conseguir un casting sin prisas. Por eso, si hace falta, se debería atrasar la emisión, pero no se puede empezar una edición de 'OT' hasta no tener a 16 buenos personajes. La prueba la tenemos en que en su vuelta a TVE salieron personalidades como Aitana, Amaia y compañía. Volvió la magia gracias al casting y el uso de las redes sociales.

Los concursantes de ahora de 'OT' cantan bien, hablan bien, bailan bien y son muchos más cultos

P: Las redes sociales fueron importantísimas en el éxito de 'OT 2017'.

R: Cuando los chicos de 'OT 2017' se involucraron con las redes hubo una conexión con la audiencia. Además cantaban de puta madre. Recuerdo los primeros concursantes de 'Operación triunfo', que para encontrar a seis que cantaran bien y otros que cantaran más o menos tardábamos muchísimo tiempo. Los concursantes de ahora cantan bien, hablan bien, bailan bien, gesticulan bien, saben lo que quieren y son muchos más cultos.

P: Sin embargo, OT 2018 no tuvo la misma repercusión.

R: La unión de la televisión con las redes sociales ha beneficiado a 'Operación triunfo'. El problema es que 'OT 2017' se solapó después con Eurovisión y Eurovisión se solapó con 'OT 2018'. 'Operación triunfo' necesita que haya más espacio entre una edición y otra. No puede ser que sea tan continuo. En 'OT 2018' había gente que era muy buena, pero 'OT 2017' se lo comió.

'OT 2020' funcionará porque han esperado más tiempo

P: ¿Qué va a pasar con 'OT 2020'?

R: Esta tercera edición estará bien porque han esperado más tiempo. Le han dado seis meses más de aire, habrá gente más joven e irá mejor. También se puede cometer errores. Tienen que elegir bien a las concursantes y a los profesores que van a enseñar en la Academia y el tipo de enseñanzas que les van a dar…

P: La pérdida de ingenuidad fue uno de los principales problemas que se achacó a 'OT 2018'.

R: Pasó exactamente lo mismo que en 'OT 2'.

En 'OT 2020' tendrán que dar hostias mentales a los concursantes

P: ¿Y cómo se puede evitar que no ocurra lo mismo en 'OT 2020'?

R: Pegándoles hostias mentales. Los profesores lo avisan: 'Tenéis que trabajar, porque si no os quedaréis en medio del camino'. En 'OT 2' mucha gente se quedó en el camino porque pensaba que ya había triunfado. Hubo gente que se salvó, pero asumir eso con 18 años también es difícil.

P: ¿Y la industria musical, podrá absorber a tantos cantantes en tan poco tiempo?

R: Estamos volviendo a los años 50. En esa época se escuchaba la misma canción durante un año. Cuando esa canción no daba más de sí ponían otra. Y al cabo de tres años, el cantante publicaba un disco. Ahora ese saca un single y cuando ese single va por todos lados se saca un segundo single. Solo hay que ver a Rosalía. Ella hace canciones, no discos.

En 'OT 2' mucha gente se quedó en el camino porque pensaba que ya había triunfado

P: En tu opinión, ¿crees que las primeras generaciones de 'OT' han gestionado bien sus carreras discográficas?

R: El problema de 'Operación triunfo' es que solo se quiere hablar de juguetes rotos cuando se trata de música. No se habla de juguetes rotos cuando sale la gente de la universidad y no encuentra trabajo. Hay juguetes rotos por todas partes, pero hay muchos triunfitos que siguen cantando. De hecho, de los 190 participantes que han pasado por 'Operación triunfo', el 93% vive de la música. No como David Bisbal, pero son músicos y viven de la música.

Solo se quiere hablar de juguetes rotos cuando se trata de 'Operación triunfo'

P: ¿Cómo se vive siendo el creador de un formato como 'Operación triunfo'?

Es un orgullo, porque además nadie sabía lo que iba a pasar ni lo que íbamos a hacer. No sabíamos lo que hacíamos. De hecho, el formato estuvo tres años encerrado en un cajón.

R: ¿Y no lo presentasteis a otras cadenas?

Rondó en TVE y rondó en Telecinco. Pero hasta que no entró en TVE Álvarez De la Riva, un gran tipo de la televisión, no se hizo. Quería hacer un programa musical, nosotros abrimos el cajón, le presentamos 'Operación triunfo' y él dijo: 'Vamos a hacerlo'.

Nos fuimos de TVE porque estaban matando el formato

P: ¿Cuál fue el mayor acierto de la primera edición de 'Operación triunfo'?

Nosotros ya queríamos hacer una Academia cuando hacíamos 'Lluvia de estrellas'. Entonces un buen día, John de Mol nos presentó 'Gran hermano' en Holanda. Nos dijo: 'Vamos a ir al desierto de California y vamos a encerrar a 20 personas en un lugar con cámaras'. Salimos de aquella reunión y dijimos: 'Está loco'. Pero el tío era un visionario y probó en Holanda un programa más pequeño que resultó ser oro. 'GH' empezó a triunfar allí y después vino a España. Automáticamente, nosotros nos miramos y dijimos: 'En lugar de esos vagos que no hacen nada en todo el día, vamos a coger a cantantes, les vamos a dar clases, a poner en forma y todo eso lo vamos a llevar después a un show musical'. Eso fue lo que compró TVE. Eso era y es 'Operación triunfo'.

Pilar Rubio no podía llevar un destructor como 'Operación triunfo'

R: ¿Y vuestro error?

Se nos cayó todo en el primer 'Operación triunfo'. Había presiones por todos lados. Pero no hubo un error, teníamos que salvar continuamente la situación. Eso sí, tuvimos la suerte de contar con grandes profesionales en la Academia.

Se ha demostrado con los jurados que hoy en día que no hace falta tirar a la gente por tierra para hacer televisión.

P: Hablando de aciertos y errores, ¿fue un error que 'Operación triunfo' saltase a Telecinco?

R: 'Operación triunfo' ya tuvo ofertas de otras cadenas tras su primera edición, doblando la cantidad a pagar. Pero 'OT' nunca se tenía que haber ido de TVE. Tenía que haber descansado y haber vuelto al cabo de unos años. Era el sitio perfecto para el formato. Pero llegó a la pública un directivo que no trataba bien el formato y dijimos: 'O nos vamos o matan el formato'. Al cabo de un año se lo ofrecimos a Telecinco, le gusto, aceptaron hacerlo y resurgió. Después en Telecinco se terminó por otras cosas, porque ahí entró una dinámica de cadena contra la productora, con intereses dentro de Endemol….

Telecinco tenían al que yo considero al mejor presentador de España: Jesús Vázquez.

P: ¿Quién de todos los presentadores de 'Operación triunfo' ha sabido comprender mejor el formato?

R: Carlos Lozano era un señor que estaba en TVE presentando 'El precio justo'. Nos lo ofrecieron, era un chico joven, dicharachero, nos gustaba cómo lo hacía y aceptamos. Empezó a hacerlo bien, con falta de recursos en según qué momentos. Después fue creyéndose 'Hermano mayor', pero lo hizo bien en las tres ediciones que condujo.

Y en Telecinco tenían al que yo considero al mejor presentador de España: Jesús Vázquez. Se involucró, lo luchó y lo defendió hasta el final. Pero fue trasladado a Cuatro y nos impusieron a Pilar Rubio. Ya había trabajado con ella en 'Mira quién baila', que lo hacía bien, pero ella nunca había llevado un destructor como 'Operación triunfo' y les dije a los de Telecinco: 'No lo hagáis porque le hace falta más recorrido'. Dijeron que tenía que ser ella, se hizo y ahí se terminó. Había otras presiones que no puedo contar, lo contaré en mis memorias, pero ella no era mala presentadora. Lo que hacía, lo hacía bien. Lo que pasa que era un formato demasiado grande para ella.

En 'OT', Risto Mejide era homófobo y sexista

P: ¿Influyó también lo ocurrido con Risto Mejide?

R: Risto tuvo un conflicto con Jesús Vázquez y ahí decidimos terminar con él. No podía ser que un jurado dijera las cosas que decía él. Era homófobo y sexista. Dice que yo le despedí, pero fue la cadena que para eso era un rostro de Telecinco. Se ha demostrado con los jurados de hoy en día que no hace falta tirar a la gente por tierra para hacer televisión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?