Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La financiación ilegal de Convergència llega al Tribunal Supremo

Los jueces empiezan a examinar a puerta cerrada las condenas del 'caso Palau'

La Audiencia de Barcelona declaró probado que CDC obtuvo 6,6 millones en comisiones durante una década

Millet y Montull durante el juicio /

El Tribunal Supremo examina a partir de este martes la sentencia del conocido como 'caso Palau', el caso de corrupción que investigó el expolio millonario del Palau de la Música para, entre otras cosas, facilitar la financiación ilegal de Convergència Democrática de Catalunya (CDC) durante al menos una década. Los jueces, que tendrán dieciséis recursos encima de la mesa, no tienen previsto anunciar su veredicto este mismo martes.

La Audiencia Provincial de Barcelona dejó escrito en más de quinientas páginas de sentencia que Félix Millet y Jordi Montull encabezaron el expolio del Palau de la Música de Barcelona a través de las tres endidades privadas y un consorcio público que controlaban el auditorio: entre finales de los noventa y 2009 sacaron de sus arcas un total de 23 millones de euros.

Unas "importantísimas cantidades de dinero" que fueron a parar a sus propios bolsillos, a pagar las obras de sus casas, las bodas de las hijas de uno de ellos o viajes familiares a México, Maldivas o Polinesia. La rentabilidad del Palau como fuente de ingresos llegó al extremo de no pedir la declaración de utilidad pública de una de sus fundaciones para no tener que dar explicaciones al fisco.

Una de las cosas que tendrá que estudiar es "la profusión abrumadora de la prueba" sobre la financiación ilegal de CDC a través del Palau. Según la Audiencia de Barcelona, durante esos años la formación que dirigía Jordi Pujol se embolsó 6.676.105,58 euros a cambio de adjudicar obra pública a Ferrovial: un 2,5% para el partido, un 1% para Millet y un 0,5% para Montull.

Una trama incompleta

La sentencia que estudiará el Supremo a partir de este martes ordenó el decomiso de esos 6,6 millones de euros, procedentes del cálculo que el partido y la trama corrupta hacían cada año sobre el volumen de obra pública que podrían adjudicar. El dinero, según la sentencia, terminaba en manos de los tesoreros del partido: primero del ahora fallecido Carles Torrent y después de Daniel Osàcar.

CDC se financió ilegalmente con Jordi Pujol al frente del partido / Getty Images

La sentencia declaró probado que las comisiones salieron de obras como el revestimiento de una acequia, de la construcción de un pabellón municipal en Sant Cugat, la línea 9 del metro de Barcelona o la Ciudad Judicial. Convergència hacía que sus cargos públicos adjudicaran a Ferrovial para llevarse las comisiones, pero tal y como denunció la Audiencia de Barcelona, existe "el vacío probatorio más absoluto" sobre quién, cómo y cuándo hizo esas gestiones.

Doce condenados

El Tribunal Supremo tendrá que estudiar hasta dieciséis recursos sobre las doce condenas que impuso la Audiencia de Barcelona por delitos de malversación, apropiación indebida, falsedad documental, tráfico de influencias, blanqueo y delitos fiscales. Millet fue condenado a nueve años y ocho meses de cárcel y Montull a siete años y medio

Osàcar en una imagen de archivo en el Parlament / EFE

Según declaró probado la Audiencia de Barcelona, además de la financiación de la trama, Millet sacó 2,8 millones de euros de estas comisiones y Montull algo más de 701.000 euros. Osàcar, extesorero de CDC, fue condenado a cuatro años y cinco meses de cárcel por tráfico de influencias y blanqueo de capitales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?