Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Google recolecta sin permiso los datos médicos de millones de personas

La compañía defiende que su proyecto cumple con las leyes federales sobre protección de datos médicos

Google vuelve a ser acusada de vulnerar la privacidad. /

El gigante electrónico Google ha estado recolectando sin permiso los datos médicos de millones de personas en Estados Unidos durante los últimos meses. Todo ello para analizarlos y emplearlos en un nuevo software, respaldado por la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, que puede sugerir cambios en el tratamiento de los pacientes.

Así lo ha dado a conocer The Wall Street Journal a través de un reportaje publicado este lunes, donde el periodista Rob Copeland habla sobre cómo las grandes tecnológicas como Google, Amazon y Microsoft se han interesado en el análisis de datos en la industria médica con proyectos como Nightindale, una iniciativa desarrollada por Google en 2018 que aspira a revolucionar la medicina tal y como la conocemos.

Objetivo: entrenar a la inteligencia artificial

Según recoge esta investigación, Google ha tenido acceso durante los últimos meses a los datos personales de decenas de millones de estadounidenses que residen en 21 de los 50 estados del país. Principalmente desde el pasado verano, cuando el gigante electrónico y la compañía médica Ascension intercambiaron una mayor cantidad de datos para avanzar en también conocido como Proyecto Ruiseñor.

Todo ello para entrenar a la inteligencia artificial y que esta sea capaz de colaborar con los médicos y médicas de los distintos hospitales y sugerirles cambios en el tratamiento de los pacientes. Entre los datos recolectados por Google destacan diagnósticos médicos, resultados de pruebas en laboratorios e incluso registros de hospitalización. Es decir, un historial médico completo en el que se incluyen tanto los nombres de los pacientes como su fecha de nacimiento.

Los datos han llegado a más de 150 empleados

A pesar de que los pacientes y los médicos no fueron notificados sobre el intercambio de datos, estos han comenzado a pasar de mano en mano hasta llegar a más de 150 empleados de la compañía. Y es que la inteligencia artificial requiere de miles y miles de casos para entrenar sus algoritmos y ser más efectiva de cara a un futuro en el que trabaje codo con codo con los médicos y médicas de todo el mundo. Por esa misma razón, desde Google han optado por recolectar dichos datos y emplearlos en el entrenamiento de Nightindale.

Mientras tanto, Google se defiende de las acusaciones y asegura que su proyecto cumple con las leyes federales sobre protección de datos médicos. Según el presidente de Google Cloud, Tariq Shaukat, su objetivo es "mejorar los resultados, reducir costos y salvar vidas". Sin embargo, los defensores de la privacidad recuerdan que no todo vale a la hora de cumplir su cometido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?