Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Greta Thunberg llegará a Madrid este miércoles a bordo del Trenhotel de Renfe

La activista sueca Greta Thunberg llegará a Madrid la mañana de este miércoles tras superar una odisea que la ha llevado a pasar tres semanas en un catamarán, atravesando el Atlántico con malas condiciones meteorológicas, y 10 horas en el tren nocturno que liga la capital de Portugal con la de España.

La activista sueca Greta Thunberg /

La activista sueca Greta Thunberg llegará a Madrid la mañana de este miércoles tras superar una odisea que la ha llevado a pasar tres semanas en un catamarán, atravesando el Atlántico con malas condiciones meteorológicas, y 10 horas en el tren nocturno que liga la capital de Portugal con la de España.

La joven rehúsa viajar en aviones porque las aeronaves son altamente contaminantes, y por este motivo se ha dispuesto a cruzar el Atlántico dos veces este año. El pasado mes de agosto pasó dos semanas a bordo del velero ecológico Maliza II para asistir a una cumbre sobre el clima en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, y estando ahí se enteró de la cancelación de la Cumbre del Clima de Santiago de Chile y el traslado de la cita a Madrid. Tardó poco en encontrar una familia dispuesta a trasladarla de nuevo a Europa, y el pasado 13 de noviembre zarpó a bordo del catamarán La Vagabonde, que este martes completará la travesía en Lisboa.

Se espera la llegada de la joven a las nueve de la mañana en la Doca de Santo Amaro, donde la recibirá una comitiva de autoridades encabezadas por el alcalde de Lisboa, Fernando Medina. El presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, ha decidido no acudir al encuentro para evitar robar protagonismo a la joven, y el primer ministro António Costa tampoco estará, ya que el martes y miércoles se le espera en la Cumbre de la OTAN en Londres.

Thunberg pasará menos de 12 horas en la capital portuguesa: dispuesta a llegar a Madrid cuanto antes, fuentes de su equipo indican que la joven se marchará de Lisboa la misma noche del martes, viajando a bordo del Trenhotel Lusitania, el tren que liga las dos capitales ibéricas. Partiendo de la Estación de Santa Apolónia, el tren pasa por 17 ciudades –entre ellas Pombal, Coimbra, Guarda, Salamanca y Avila– antes de llegar a su estación terminal –la de Madrid-Chamartín– a las 08:15 del miércoles.

Además de ser un viaje largo –dura más de 10 horas–, es uno que incumple los principios de sostenibilidad tan defendidos por la activista, ya que unos 100 kilómetros del trayecto –los que hay entre la frontera portuguesa y Salamanca– no están electrificados. En ese único tramo del recorrido el tren depende de una locomotora diésel que produce el doble del CO2 que las locomotoras eléctricas, factor problemático para alguien que pretende viajar sin contaminar. Si bien la electrificación del tramo entre Salamanca y Fuentes de Oñoro tiene el rango de proyecto de Estado, la licitación tardía de los contratos de las subestaciones que suministran las vías implica que la electrificación no se logrará hasta 2023.

Thunberg ha optado por la opción ferrovial pese a la oferta de la Junta de Extremadura, que puso un coche eléctrico a disposición de la activista. La oferta fue criticada por la plataforma ecologista Salvemos la Montaña, que pidió que la activista rechazará el coche porque depende de baterías de litio. La plataforma denuncia que la Junta ha dado luz verde a una mina de litio en la provincia Cáceres, operación que podría dañar el entorno medioambiental de la zona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?