Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Encuentran un cachalote muerto con "una bola de basura" de 100 kg en su estómago

Los expertos encontraron redes de pesca, sogas e incluso vasos de plástico en su interior

El cachalote varado en la playa. /

Mientras el mundo mira a la Cumbre del Clima de Madrid, un foro internacional en el que empresas, organizaciones y otros colectivos se reúnen para tomar las medidas necesarias para combatir la crisis climática, los responsables del Proyecto Escocés para Animales Marinos Varados (SMASS) lloran la muerte de un nuevo cachalote que ha muerto como consecuencia del ser humano.

Concretamente por los residuos generados por la sociedad que acaban en el mar, un problema que pone en peligro a cada vez más animales que pertenecen al fondo marino. Hace apenas unas horas, los responsables de esta organización han dado a conocer, a través las redes sociales, que se han encontrado a un joven cachalote muerto varado en la isla de Harris, en Escocia.

Una "bola de basura" de 100 kilogramos

Después de examinar al cachalote, los investigadores encontraron una "bola de basura" que superaba los 100 kilogramos. Desde redes de pesca y sogas hasta correas de embalaje, bolsas e incluso bolsas de plástico. Una serie de residuos que provocó una gigantesca masa compactada en el estómago del animal, que acabó muriendo junto a la playa escocesa.

A pesar de que los expertos no han podido confirmar que haya fallecido por la "bola de basura", ya que "el animal no estaba particularmente en malas condiciones", los investigadores han lamentado la cantidad ingente de basura que se ha encontrado en el interior del animal: "La cantidad de plásticos es horrible, debe haber comprometido su digestión y esto sirve para demostrar, una vez más, los peligros que los desechos marinos y los artículos de pesca perdidos o botados pueden causar a la vida marina".

El interior del cachalote. / Smass

Unos datos alarmantes

Según cifras del Proyecto Escocés para Animales Marinos Varados, los varamientos de ballenas y delfines en Escocia se han incrementado de forma alarmante durante los últimos años. Mientras que en 2009 se registraron 204 incidencias, esta cifra se ha disparado hasta los 930 si tenemos en cuenta los datos de 2018. Por esa misma razón, desde la asociación piden un mayor compromiso a la sociedad.

Tras diseccionar a la ballena, la Guardia Costera y trabajadores del Consejo de las Islas Occidentales cavaron un agujero gigante en la playa para enterrar al animal. Tan solo un ejemplar más que ha fallecido como consecuencia de todos los residuos generados por el ser humano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?