Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

La mujer asesinada en El Prat intentó denunciar a su marido hace un mes

En junio su pareja la apalizó pero, segun fuentes jurídicas, el Hospital de Bellvitge no envió el informe médico a los juzgados

Vista del edificio en el que un hombre de 44 años de edad ha matado a su pareja sentimental, una mujer de 36 años / ()

La mujer asesinada este lunes por su marido en El Prat de Llobregat ya fue agredida el 25 de junio. La atendieron en el Hospital de Bellvitge, que según fuentes jurídicas, no hizo traslado de las lesiones en los juzgados. El Departamento de Salud, por su parte, ha abierto un expediente informativo para aclarar si el hospital de Bellvitge envió o no este informe de maltratos después de recibir la primera paliza el 24 de junio a las 22:00 horas

Según la copia del parte médico a la que ha accedido al Cadena SER, la mujer llegó a urgencias en ambulancia con policontusiones y un traumatismo en el costado. El médico indicó en el informe que la mujer indicó que el marido la había empujado después de una fuerte discusión doméstica iniciada por el mando del televisor. Según el parte de lesiones del mismo día 25, la mujer tenía una costilla rota. 

Cadena SER

Según otro parte médico de lesiones, al día siguiente va al CAP de El Prat, donde residía, que le encuentran una costilla rota. Tampoco en ese caso se dio parte al juzgado. El médico relató en el informe que la mujer indicó que el marido la había empujado después de una fuerte discusión doméstica iniciada por el mando del televisor. Tampoco en ese caso se dio parte al juzgado, según las mismas fuentes.

Cadena SER

Durante las últimas semanas de su vida intentó divorciarse de su asesino e interponer también una denuncia por maltrato, pero sin el informe médico temió que el juez no la creyera. El hospital se ha negado a facilitar ninguna información alegando motivos de confidencialidad.

Se llamaba Yulia y tenía 41 años. Hace cuatro meses, su marido la agredió y ella fue al Hospital de Bellvitge. Según sus abogadas, dijo que había sido él quien la había golpeado, pero que, de momento, no quería denunciar. Sin embargo, por ley los hospitales están obligados a enviar una copia telemática del informe médico al juzgado de incidencias que es el encargado de trasladarlo al juez de guardia de violencia de género. El tribunal no recibió nada, según fuentes judiciales, que señalan que si no se investigó el caso de Yulia es porque los sanitarios no informaron correctamente.

Cuatro meses después, Yulia decide divorciarse, porque, según sus abogadas, cree que "la situación es insostenible". Las letradas la acompañan al juzgado para denunciar por maltrato a su marido, un hombre español de 44 años. No encuentran ni en los juzgados de L'Hospitalet ni en los de El Prat el informe médico, que debería haber servido para informar a Mossos y abrir una investigación de oficio.

Sin este parte médico, las abogadas temieron que el juez no la creyera. "En violencia de género, la credibilidad de las denuncias es inversamente proporcional al tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos", explica Marisa Fernández, una de las abogadas de Dones Juristes, que asesoraban Yulia y a para quienes su muerte ha supuesto un mazazo. "Si hace tiempo de la agresión, siempre surge la pregunta: Porque interpone ahora la denuncia? Usted quiere divorciarse y quiere sacar alguna ventaja?", añade Fernández. 

Un mes después, el marido de Yulia la ha asesinado, dejando huérfanos de madre a tres hijos menores, un niño y dos niñas; la más pequeña de solo 4 años. Los tres menores están en manos de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (DGAIA) porque la madre y hermana de la mujer asesinada no pueden hacerse cargo, según fuentes próximas a la víctima. La defensa pide que la presunto asesino no se haga cargo de los hijos, aunque la decisión quede a cargo de la DGAIA.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?