Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La incorporación laboral de la mujer, clave para frenar la despoblación rural

Ayuntamientos y organizaciones agrarias y ganaderas piden al nuevo gobierno un pacto de Estado para combatir los problemas de la España vaciada. Entre las soluciones: más oportunidades de trabajo para las mujeres.

En 2011 se aprobó la ley de titularidad compartida para las explotaciones agrarias y ganaderas. Una normativa "llamada a constituir un factor de cambio de las estructuras agrarias de modo que las mujeres del mundo rural gocen de una igualdad de derechos efectiva respecto de los hombres", según se lee en su preámbulo. Y continúa: "Ello permitirá la supresión de barreras formales y sustantivas, así como la potenciación de ciertos valores en las mujeres del mundo rural, tales como la confianza, la igualdad y la no discriminación, la visibilidad y, por tanto el desarrollo sostenible".

Para las organizaciones agrarias, la aprobación de esta ley fue un paso muy importante en el reconocimiento de derechos. Ocho años después, 626 mujeres se han acogido a esta fórmula. En opinión de la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (Fademur), Teresa López, la incorporación de la mujer al trabajo es también fundamental para frenar la despoblación. "Nos parece imprescindible generar oportunidades laborales para las mujeres, facilitar la incorporación al mercado laboral, facilitar los emprendimientos, hacer mas accesible la formación, una formación de calidad con certificados de profesionalidad, con la que nos encontramos con muchas trabas", comenta a la Cadena SER.

En el municipio de Orea, en Guadalajara, vivían cerca de 1.000 personas hace 70 años. Ahora no llegan a 200. Su alcaldesa, Marta Corella, explica que todos los pueblos de la zona antes eran eminentemente femeninos: los hombres se iban a trabajar al campo o con el ganado y las mujeres se quedaban trabajando en los pueblos. "Todas esas actividades que hacían las mujeres, como vender la carne o hacer quesos, se prohibieron porque se prohibieron los pequeños mataderos... La legislación nos fue aplastando y las mujeres se fueron quedando sin capacidad para salir adelante". Por eso, según explica, desde el Ayuntamiento han puesto en marcha varios proyectos laborales con mujeres que tratan de revertir la situación.

"Nos educaron para vivir fuera"

A casi 700 kilómetros de allí, en Viana do Bolo, un pueblo de diez habitantes de la provincia de Ourense, vive y trabaja María Páez. Cuando acabó el instituto dejó el pueblo y se marchó a la ciudad para estudiar en la universidad. Tras titularse como técnico forestal, regresó para hacerse cargo de la explotación ganadera de su madre. Al recordarlo, se le nublan los ojos. "Me siento muy orgullosa de poder ser ganadera y quedarme con la ganadería de mi madre cuando se jubiló. Pero a la vez me siento a veces muy triste. Muchas veces lloro, porque elegí un camino muy difícil... Y a veces me emociono... Porque mi madre se esforzó mucho para que estudiáramos. Y siempre quería que estudiásemos para que nos marcháramos fuera, que es en lo que te educan. En parte, la despoblación de este país viene porque realmente nos educaron para vivir fuera".

Además de como ganadera, María trabaja como técnico de la Unión de Pequeños Agricultores asesorando a otras propietarias de explotaciones, ayudándoles con la parte burocrática: pedir ayudas, dar de alta y de baja a los animales, etc... "Las ganaderías buenas, las que tiraron para adelante son las que tienen una mujer detrás. Yo tengo explotaciones de ganaderos con su mujer, que se fueron incorporando, que ahora está toda la familia, que ampliaron y tal.. Pero la que está por detrás es la mujer. Cuando hay una mujer que tira, eso funciona", afirma.

Para frenar la hemorragia demográfica, ayuntamientos y organizaciones agrarias y ganaderas piden al nuevo gobierno un pacto de Estado contra la despoblación. "Se lo tenemos que pedir al gobierno del Estado, pero también a las comunidades autónomas y a las administraciones locales", remarca Marta López. "Aquí, o remamos en la misma dirección o no vamos a poder afrontar este problema tan grave, que está perfectamente diagnosticado", concluye.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?