Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

Las cárceles catalanas proponen el segundo grado para los presos del procés

La decisión no es vinculante y la última palabra la tiene el Departamento de Justicia

Las cárceles catalanas proponen el segundo grado para los presos del 1-O / EUROPA PRESS

Las juntas de tratamiento de las cárceles en la que cumplen sus penas los nueve presos del procés les han clasificado sin unanimidad y “tras un intenso debate” en segundo grado, según ha explicado el secretario de Medidas Penales, Amand Calderó.

El debate pasaba entre el segundo grado o el tercero, que implicaría que los presos pudieran ir a la cárcel solo a dormir. El segundo grado, en cambio, implica que los condenados estén 24 horas en prisión como la mayoría de internos. Se trata del régimen ordinario que no prevé salidas aunque puede flexibilizarse con la aplicación de beneficios penitenciarios, como el artículo 100.2 del reglamento penitenciario que les permitiría ir a trabajar o ejercer voluntariado ocho horas al día.

Esta clasificación no es definitiva, sino que ahora se abre un periodo de dos meses (prorrogable a cuatro) para que el servicio de clasificación del departamento de Justicia ratifique o no la propuesta de las cárceles. Fuentes jurídicas mantienen que la Generalitat no agotará el plazo y que a finales de enero podrían poner el sello definitivo a este segundo grado. Una decisión “difícil”, según Calderó, porque se trata de “casos muy singulares”, sin precedentes en Cataluña.

Artículo 100.2 y permisos

Hasta que la Generalitat no ratifique la decisión, las defensas de los condenados no podrán pedir beneficios penitenciarios, como el artículo 100.2 del reglamento penitenciario, que fuentes jurídicas de Esquerra Republicana ya han anunciado que pedirán. Lo harán aportado a las cárceles información sobre ofertas de trabajo que podrían ejercer en medio abierto los presos, mientras paralelamente inician la vía judicial recurriendo ante el jue de vigilancia penitenciaria ese segundo grado. Desde Junts per Catalunya, el abogado de los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull y del líder de la ANC, Jordi Sànchez mantiene que la clasificación debe ser de tercer grado y lamentó que se justificara una opción como la que han tomado finalmente las cárceles.

Tampoco podrán pedir permisos los dirigentes de Òmnium i ANC, Jordi Cuixart y  Jordi Sànchez, hasta que la Generalitat les clasifique definitivamente, una instancia que prevén “ágil”. Y es que Sànchez i Cuixart cumplen un cuarto de la pena desde el 15 de enero, lo que les da derecho a permisos; salidas para las que, si son de hasta 48 horas, solo necesitan autoritación del departamento de Justicia. Cuando reciban definitivamente el grado, sus abogados pueden recurrirlo ante el juez y en segunda instancia ante el Tribunal Supremo, por ser el tribunal sentenciador. Solo en un 5% de los casos, la secretaria de medidas penales corrige la clasificación que hacen las cárceles.

La decisión de las juntas

El responsable de prisiones ha hecho un llamamiento a la confianza en las instituciones penitenciarias y ha asegurado que los profesionales de prisiones han decidido aislados del “ruido” mediático. “La Generalitat no dicta las sentencias, lo hacen los jueces. A los servicios penitenciarios les corresponde garantizar los derechos, no lesionarlos”, ha sentenciado Calderó.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?