Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Las personas dependientes esperan 426 días para ser atendidas

85 personas mueren cada día sin recibir la ayuda y la lista de espera sube por primera vez desde 2016

Centro de día de personas con dependencia. /

426 días. Un año y dos meses. Ese es el tiempo medio que tiene que esperar una persona dependiente para recibir la ayuda que le corresponde y a la que tiene derecho. La espera es tan larga que 85 personas mueren cada día sin haber sido atendido. Son datos muy impactantes de un análisis que hace la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales y que está basado en datos oficiales, en la nueva estadística del Imserso que ahora elabora de forma más transparente.

Los recortes en la crisis han provocado el colapso del sistema de atención a la dependencia y lo alejan de su gran meta: consolidarse como el nuevo pilar del estado de bienestar en España. Un dependiente aguarda de media de media 426 días para recibir una prestación o un servicio cuando la norma fija un plazo máximo de seis meses. Pero salvo excepciones no se cumple.

País Vasco y Navarra, las mejores

Clasificación por comunidades del tiempo de espera. / Asociación Directores Gerentes en Servicios Sociales.

Solo el País Vasco y Navarra resuelven por debajo de los 180 días y también se ajusta más o menos a este plazo Castilla y León. Sin embargo, hay cuatro comunidades que para los dependientes son un horror. La peor es Canarias que tarda más de dos años, 785 días. Y por la ayuda tienen que esperar casi dos años en Extremadura, Andalucía y Cataluña. Hay que tener en cuenta que más de la mitad de las personas que solicitan la dependencia, el 54%, supera los 80 años.

La asociación calcula que este año fallecerán 31.000 personas sin ser atendidas a pesar de tener reconocida la ayuda. Son 85 cada día. No llegan a tiempo de ejercer su derecho. En la lista de espera hay más de 265.000 dependientes y ha subido el volumen por primera vez desde el año 2016. Dos son los motivos de estos enormes retrasos: el fundamental, los sucesivos recortes que ha sufrido la financiación del sistema y también el farragoso entramado burocrático. Esta situación supone graves trastornos para los afectados y una gran sobrecarga para los familiares, sobre todo para las mujeres, porque el 75% de las cuidadoras son esposas, hijas o madres.

El informe incluye también la cuantía media de las pagas por los cuidados familiares: son 247 euros al mes. La ayuda para acceder a una plaza de residencia son 550 euros, la tercera parte del precio real, por lo que el dependiente se ve obligado a costear un copago invisible.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?