Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

La justicia francesa condena a penas de cárcel a los exdirigentes de France Télécom "por acoso moral"

Los empleados denunciaron la ola de suicidios por los miles de despidos

El exconsejero delegado y director de France Telecom Didier Lombard es uno de los condenados

El exconsejero delegado y director de France Telecom Didier Lombard es uno de los condenados / Charles Platiau (REUTERS)

La ola de suicidios que tuvo lugar en la ex monopolista France Télécom hace una década fue consecuencia de la obsesión de la empresa por forzar la partida de miles de empleados. Así se desprende de la sentencia del Tribunal Correccional de París que condena al exconsejero delegado y director de France Télécom, Didier Lombard, junto al que fuera su número dos y al entonces responsable de Recursos humanos, entre otros ejecutivos, a un año de cárcel por “acoso moral institucional” y a 15.000 euros de multa cada uno.

El grupo, convertido en Orange más tarde, ha sido asimismo condenado a una indemnización de 75.000 euros, el máximo previsto en ese momento.

La cúpula directiva tenía la "obsesión" de forzar la salida de unos 22.000 empleados y trasladar a otros 10.000 en un lapso de tres años, señaló la fiscalía en su momento y los jueces han seguido en parte ese argumento.

Los tres máximos ejecutivos son condenados por hechos que ocurrieron entre entre 2007 y 2008 durante la puesta en marcha de un plan masivo de reconversión (NexT), pero quedaron absueltos por el periodo posterior de 2009 y 2010, que también figuraba en el acta de acusación.

Fueron sindicalistas del grupo y familiares der las víctimas las que llevaron a France Télécom y sus responsables a los tribunales tras el suicidio de 19 empleados y el intento de hacerlo de otros 12, además de 8 personas que fueron dadas de baja por depresión.

La presidenta del tribunal reconoció, al leer la sentencia, que la ley no era muy represiva en ese momento, pero que después fue endurecida. Resaltó asimismo que no se condena la estrategia empresarial para reducir costes, sino “los métodos empleados”.

La defensa de Lombard que no tendrá que ingresar en prisión, anunció que va a recurrir la decisión judicial que es la de mayor gravedad que tiene lugar en Francia para una empresa cotizada en bolsa.

Los hechos juzgados se remontan a una década atrás cuando France Télécom, tras ser parcialmente privatizada (el Estado redujo en 2004 su participación por debajo del umbral del 50%) acometió un plan de recortes para afrontar la brutal competencia de nuevos operadores de telecomunicaciones y la transformación de la tecnología digital.

A finales de los años 2000, France Télécom cuenta con 100.000 em pleados. y 23.000 oficinas. Entre 2007 y 2010, se aplicaron los planes Next y Act, para transformar la empresa, que se convertirá en Orange a partir de 2013.

Una de las abogadas querellantes, Sylvie Topalov, señaló durante el proceso que "todas las personas que se suicidaron lo hicieron en el mismo contexto, es decir, una reorganización mal gestionada y en medio de la confusión, la reducción drástica del personal que trastornó el trabajo, los traslados impuestos a la fuerza, etc.” La política para desprenderse de 22.000 trabajadores fue, en realidad una gran operación de destrucción del empleo que duró 3 años y que causó un gran sufrimiento", añadió.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?