Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Ancianos

Comidas contra la soledad en Navidad

En España más de dos millones de personas mayores viven en soledad no deseada. La Asociación "Amigos de los mayores" organiza comidas en las fiestas navideñas a las que ya se han apuntado dos mil personas

Primeros residentes de la residencia de ancianos de Mensajeros por la Paz.

Primeros residentes de la residencia de ancianos de Mensajeros por la Paz. / MENSAJEROS POR LA PAZ

"Hay algo más angustiante que recibir invitados en Navidad. No tener ninguno". Esta es la realidad con la que se topan a diario los voluntarios y responsables de la Asociación Amigos de los mayores, que desde hace años organiza estas comidas por navidad.

"Nos encontramos con personas mayores que no tienen familia y que estos días sufren especialmente porque se acuerdan de los seres que han fallecido, recuerdan tiempos pasados cuando se reunían juntos y esto ahora no lo tienen. Pero también nos encontramos a gente con familias no bien avenidas, personas con relaciones complicadas que no viven con comodidad estas fiestas navideñas y que se encuentran muy solas", explica Albert Quiles, director gerente de la Asociación.

La soledad en femenino

El 80% de las personas que acompañan los voluntarios de esta asociación son mujeres. Detrás de este dato está la realidad de que las mujeres viven más años, tienen una esperanza de vida superior en España y también son más proclives a compartir su soledad. Los voluntarios saben por experiencia que estas fechas son más sensibles para ellos, tienen un plus de sufrimiento porque se acuerdan de la familia que han perdido. Los tienen localizados por distritos, y por barrios. Les acompañan habitualmente durante todo el año y para despedirlo han organizado 21 comidas de navidad en 17 ciudades de España, repartidas sobre todo en Cataluña, Valencia y Aragón.

El objetivo es compartir un rato de calor humano y alegría donde no falta la sopa, los canelones, los turrones y los villancicos. Una fiesta que termina con un pequeño regalo que les dan como excusa por compartir anécdotas y momentos emotivos.

Además es "una oportunidad para que los mayores a los que acompañamos pueden conocer a otras personas que están en la misma situación y de aquí pueden salir también relaciones de amistad. Pueden contactar con gente del barrio para quedar y encontrarse en otro momento", cuenta Albert Quiles.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?