Martes, 01 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Las dos madres de Pedrito

20.000 niños esperan en España una familia de acogida

La falta de recursos económicos y la falta de conocimiento sobre esta realidad son los principales motivos de la falta de familias

Pedrito es un niño de raza negra, hijo de una joven guineana, Carmen, que ya lleva muchos años trabajando en España. Aquí vivía en Madrid con su madre, y sus dos hermanas. Hasta aquí una historia normal. Pero una de sus hermanas, menores, enferma, necesita un trasplante y la donante es su otra hermana. El hospital, conociendo su historia, le cuenta el panorama a Carmen y le preguntan: “¿Qué vas a hacer con el peque?”

Con cuatro años Pedro comparte su vida con su madre biológica, Carmen, de Guinea, y su madre de acogida en Madrid, Rocío. Cuando Carmen se tiene que ir por temporadas al hospital, lo cuida Rocío. Él ha tenido la suerte que buscan 20.000 niños en España

A su madre biológica le aterraba lo de los centros de menores. Indagando y escuchando todo le plantearon lo del acogimiento temporal. Acoger a Pedro mientras ella estaba en el hospital le pareció lo mejor a pesar del miedo que le generaba. 

El tema lo empieza a gestionar la Comunidad de Madrid y por idoneidad le correspondía  una familia. Una familia de la que solo sabía su nombre y a la que conocieron en un parque. 

Carmen se esperaba de todo menos lo que encontró

Pedrito con sus dos hermanos y con Rocío y su marido / Foto cedida

Es entonces cuando entra en escena la madre de acogida, Rocío, quien le planteó la posibilidad de acoger a Pedrito y no tuvo problema.  “Cuando aparecieron en el parque yo no esperaba eso”, decía Carmen.

“Ahora todo lo que Pedrito sea de mayor, no lo voy a disfrutar yo sola, porque va a tener dos más mamás. Ella es blanca y yo negra, pero la veo como una hermana, no sé como agradecerle todo lo que ha hecho”, señala Carmen.  

Rocío es una mujer joven, casada y con un hijo biológico, una hija de acogida permanente y que ahora también comparte a Pedrito. Precisamente, fue esa experiencia a la hora de ser madre la que entendió la necesidad de acogerlo. 

Además, el ejemplo de Rocío ha servido para romper prejuicios de gente que piensa en la tristeza de tener que dejar al niño cuando vuelve con su familia. Ella no lo ve con ‘egoísmo’. “¿Qué nos deja un vacío? Pues claro que nos lo deja”.

La falta de familias, un problema que afecta a 20.000 niños en España

Evidentemente hay un tema económico detrás de la falta de familias de acogida, pues la administración concede una ayuda de 300 euros al mes por tener un niño en acogida. “Lo que hemos comprobado que un niño en un centro son 3.000 euros y en una familia de acogida son 250. Es algo que no entendemos desde las familias”. 

 “No ha cultura de acogimiento”

Paloma Fernández, vocal de la Asociación Estatal de Acogimiento Familiar (ASEAF) ha estado en 'Hoy por Hoy' hablando de esa falta de "cultura de acogimiento" y de la necesidad de que haya más difusión de historias como esta de Pedrito.

“Mucha gente interpreta que un niño en un centro de acogida está bien. Lógicamente no les falta de nada, pero necesitan lo más importante: el cariño del ser humano”, señala Paloma.

Sobre las desigualdades entre Comunidades Autónomas, Paloma señala que hay grandes diferencias y que el País Vasco está a "años luz" del resto. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?