Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

"He necesitado más de 15 años para conseguirlo": El regalo más emotivo de estas navidades

El joven quiso darle una sorpresa a su padrastro tras vivir prácticamente toda la vida junto a él

El hombre abre el regalo de su hijastro. /

Las navidades están envueltas en un halo especial en el que todos somos un poco más humanos. Una época en la que pensamos más por el resto de personas que por nosotros mismos y la que nos reunimos con nuestros seres queridos para brindar por un nuevo año repleto tanto de salud como de prosperidad para todos ellos.

Entre ellos podemos encontrar al estadounidense Ethan Arney, quien ha pasado las navidades un año más junto a los suyos. Desde su madre y sus hermanos hasta su padrastro, quien le ha acompañado en cada Navidad desde que tan solo era un niño. A pesar de que no es su padre biológico, Arney siempre le ha considerado como tal.

"No le cambiaría por nada en el mundo"

Con el objetivo de demostrar el amor que profesa por su padrastro, el estadounidense ha decidido hacerle un regalo a la altura de la situación. Después de compartir tantos momentos junto a él, y aprovechando que ya es mayor de edad, el joven ha decidido cambiarse su apellido por el de su padrastro: "Me ha criado desde que era un niño. A pesar de que hemos tenido nuestros más y nuestros menos, no le cambiaría por nada en el mundo".

Por esa misma razón, y después de 15 años tratando de cambiar su apellido sin éxito, el joven ha conseguido los papeles necesarios para demostrarle a su padrastro que es mucho más para él. Tras hacer efectivo el cambio de apellido, el joven decidió esconder los papeles que certificaban dicho cambio dentro de una caja de Amazon.

"Te quiero, papá"

A la hora de abrir los regalos de navidad, Ethan Arney le entregó a su padrastro la caja en la que guardaba su regalo. Tras abrirla, el hombre no encontró ningún producto procedente del gigante electrónico, sino una serie de papeles que demostraban el cambio de apellido de su hijastro. Tras leer detenidamente el texto, el hombre no pudo hacer otra cosa que emocionarse.

Segundos más tarde, y con lágrimas en su rostro, el hombre le pidió un abrazo a su hijastro: "Te quiero, papá". Un sentido abrazo que certificaba que había sido mucho más que un padrastro durante estos últimos años. En definitiva, un regalo que ha estado gestándose durante más de 15 años que demuestra que la familia no es cosa únicamente de sangre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?