Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 28 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Sigue el minuto a minuto de toda la información sobre el coronavirus
Deportivo

Çolak marca un gol en su debut con el Deportivo y se autoexpulsa al celebrarlo

El turco fue el protagonista absoluto del partido entre el Deportivo y el Racing de Santander

Emre Çolak

Emre Çolak / Getty Images

Emre Çolak fue el protagonista absoluto del partido entre el Deportivo y el Racing de Santander, puro desequilibrio, futbolístico y mental, capaz de marcar un golazo y de una absurda expulsión en cuestión de segundos.

En el partido del estreno de Fernando Vidal como presidente y de la vuelta a las rayas verticales en la camiseta del Deportivo, Çolak redebutó como blanquiazul dispuesto a acaparar todos los focos aunque fue suplente.

Entró pasada la media hora de juego cuando su equipo perdía por la mínima, fue recibido con aplausos en su regreso a Riazor año y medio después de haberse ido a Emiratos Árabes Unidos, y fue revulsivo y talismán porque en cuestión de segundos, su equipo empató con un cabezazo de Sabin Merino.

Antes del descanso inició su repertorio con un disparo sin consecuencias, pero lo mejor lo reservó para el segundo periodo.

Corría el minuto 54, cuando Çolak recogió el esférico en la línea de tres cuartos, se abrió espacio en la frontal y, a la altura de la media luna, con el interior del pie izquierdo, sorprendió a Luca Zidane. Golazo.

La euforia y tal vez la inconsciencia, quizás el desconocimiento de las normas, le llevó a celebrar el gol con los aficionados que le aclamaban en uno de los fondos del campo de Riazor.

Se fundió con ellos en un abrazo, también con sus compañeros de vestuario, y se ganó la segunda amarilla, una expulsión absurda, cuando quedaban 35 minutos.

El turco, que no podrá enfrentarse el domingo al Cádiz, pidió perdón en su prematuro camino al vestuario por haber dejado al equipo con el marcador a favor pero con un jugador menos producto de su locura mientras Riazor entonaba el 'odio eterno al fútbol moderno' y empezaba a rezar para que el partido acabara como lo hizo, con 2-1.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?