Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma en España

Las ventas del Satisfyer se multiplicaron un 1300% en el segundo trimestre de 2019

En Platanomelón, aseguran que las ventas de este juguete erótico se multiplicaron por catorce. En DulcePicante han tenido que buscar proveedores de otros países. Su principal competidor, el SONA, también ha cerrado el año con crecimientos de cuádruple dígito.

Las ventas del Satisfyer se multiplicaron un 1300% en el segundo trimestre de 2019

Marc Arcas (EFE)

Septiembre de 2019 marcó un antes y un después en el terreno del placer femenino. En aquel mes, el Satisfyer pasó de ser un objeto conocido por los habituales de las tiendas eróticas a llegar al gran público. Desde la start-up Platanomelón aseguran que su colaboración con Moderna de Pueblo supuso un punto de inflexión para este tipo de productos y que, desde entonces, y gracias a que el producto se prodigó por medios de comunicación y redes sociales, además del hecho de “encontrarnos en un momento histórico muy importante” porque “hay menos pudor, y quizás más libertad para analizar cosas nuevas”, comenzó a levantarse el velo que, hasta entonces, pesaba sobre los juguetes eróticos femeninos. Un punto de inflexión que confirman las cifras de ventas: "Notamos que las ventas del segundo semestre, comparadas con las del primero, se multiplicaron por catorce. Esta tendencia se mantuvo hasta el final de año, y no solo en este producto, sino en el tema de sexualidad en general" asegura Kimi Yamada, marketing manager de la start up.

En DulcePicante, tienda digital dedicada también al mundo del juguete erótico, refuerzan esta idea. Aseguran que la exposición mediática y el boca a boca han atraído a muchos más curiosos a su web y la mayoría, según sus propios datos, buscan el popular succionador de clítorix. “Según nuestras estadísticas el tráfico diario oscila entre 1000 y 1500 personas. De esta población, que es solo en España, tenemos aproximadamente un 70% que busca productos de la línea Satisfyer” apunta su propietario y fundador Juan Figueira, quien, además, señala que “las principales distribuidoras en el país reciben entre 4000 y 6000 Satisfyer en pedidos mayores a treinta días”. “En mi opinión no satisface la demanda que hay en España actualmente de este producto”, apunta. Y es que, de hecho, él mismo ha tenido que recurrir a proveedores de otros países, como Francia o Alemania.

Tampoco el gigante del comercio electrónico Amazon es ajeno a este furor: en el CyberMonday, el Satisfyer fue el producto estrella, y en la campaña de Navidad el resultado fue prácticamente el mismo, situándose como el tercer producto más vendido, según datos de la propia compañía.

Sin embargo, parece que el Satisfyer está consiguiendo el objetivo que se marcan este tipo de comercios –“lograr que la sexualidad deje de ser un tabú para muchos” en palabras de Kimi Yamada- pues el éxito recabado ha superado al propio producto, arrastrando al alza a muchos otros juguetes sexuales. Es el caso de su competidor directo -aunque de alta gama-, el SONA, de la marca LELO. Para ilustrar el ascenso del número de ejemplares vendidos sirve una sencilla comparativa: si las unidades vendidas se incrementaron un 1% en mayo, respecto al mismo mes de 2018; en diciembre ese incremento se situaba ya en un 1998% en diciembre. Ana Gutiérrez, Responsable de Negocio de Lelo en España y Portugal, señala que “hay varios detonantes”. “Creemos que ha sido un conjunto de cosas que han ocurrido también durante estos años: el empoderamiento femenino, el tener menos tabúes a la hora de hablar del placer femenino, del orgasmo. También, por supuesto, este año hubo muchos personajes conocidos o celebrities que empezaron a hablar en los medios de comunicación de la masturbación, incluso de que usaban el succionador de clítorix. Esto dio un salto de la televisión a las redes sociales, sobre todo en Instagram hubo varios posts que se hicieron virales... al final el boca a boca, las mujeres que cada vez eran más conscientes de que existía esto, se lo iban contando a sus amigas hasta que se ha convertido en un fenómeno como nunca antes se había visto en el sector del juguete erótico”, apunta. Y es que, aunque las ventas han crecido en toda Europa, el auge registrado en nuestro país no tiene comparativa: mientras que en el conjunto -descontando a España- el incremento de ventas en 2019 respecto al año anterior fue de un 34%, en España, ese crecimiento asciende hasta un 299%, situándonos como líderes en el consumo de SONA y llegando casi a doblar al segundo mayor consumidor de este juguete, que es Francia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?