Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Ciencia

El CSIC obtiene coltán en España

Es la primera vez que un equipo de científicos consigue diseñar un sistema para extraer de los residuos de una mina española dos de los minerales que forman el llamado "oro negro". El coltán es cada vez es más demandado por la industria para fabricar una gran variedad de dispositivos electrónicos, como teléfonos móviles o consolas.

Coltán.

Coltán. / CSIC

Por primera vez, un equipo liderado por el CSIC (el Consejo Superior de Investigaciones Científicias) ha desarrollado un sistema para obtener dos de los metales que forman el llamado “oro negro”: el coltán, uno de los materiales más valorados por la industria tecnológica, porque, por ejemplo, se necesita para la fabricación de los teléfonos móviles.

Pues bien, estos científicos han logrado extraer dos de los metales que forman el coltán ( el niobio y tántalo) de la escoria que desecha una mina de estaño situada en la provincia de Orense.

Se trata de los primeros compuestos de estas materias primas tan valiosas por sus propiedades químicas que se sintetizan en nuestro país y, además, este tipo de mina también es única en toda Europa.

El coltán es un mineral relativamente escaso que contiene niobio y tántalo y forma parte de los minerales estratégicos para la Unión Europea por sus valiosas propiedades para poder fabricar la mayoría de los dispositivos electrónicos que nos rodean, desde teléfonos inteligentes a las consolas de videojuegos.

Proyecto pionero

Este proyecto se llama ESTANNIO y tiene por objetivo aprovechar los residuos mineros de la mina de Penouta, situada en la provincia de Orense. Este yacimiento de estaño es único en Europa y su explotación hasta 1982 produjo una enorme cantidad de residuos, que contienen estos valiosos minerales.

El rápido aumento de la demanda y el hecho de que su obtención esté vinculada a zonas con explotación infantil y conflictos bélicos, como el Congo, hacen esencial lograr una alternativa que permita obtener estos minerales en zonas libres de conflictos, caso de los países europeos.

Método innovador

Esta mina gallega ha sido abierta de nuevo y, a partir de los minerales extraídos en ella, un equipo de investigadores del CSIC ha desarrollado un proceso que permite obtener estaño de alta pureza y posteriormente, de la escoria resultante, compuestos de niobio y tántalo.

“Hemos obtenido lingotes de estaño con una pureza del 95% y las primeras de sales de niobio y tántalo con una calidad comercial de hasta un 97% y un 99%, respectivamente”, explica el investigador del CSIC Félix Antonio López, en el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (CENIM).

Se calcula que la nueva vida útil de la mina será de unos 40 años, como mínimo y, a diferencia de otros proyectos, los trabajos en la mina de Penouta no han producido daños al medio ambiente, según los responsables de este proyecto pionero.

Además, el proyecto ESTANNIO también ha logrado la creación de una planta piloto de obtención de niobio y tántalo y se estudia ya la posible obtención de cerio y lantano, dos metales también de gran valor económico para la industria europea.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?