Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

Matanza de Atocha

El último asesino de Atocha llega a España tras una fuga de 25 años

Brasil entrega a Carlos García Juliá, uno de autores materiales del asesinato de cinco abogados laboralistas de izquierdas en 1977, al inicio de la Transición, para que termine de cumplir 3.855 días de condena que tiene pendiente

La Policía Nacional custodia a Carlos García Juliá en su traslado a prisión.

La Policía Nacional custodia a Carlos García Juliá en su traslado a prisión. / POLICÍA NACIONAL

Después de 25 años huyendo de la justicia española, Carlos García Juliá ya está en la cárcel, en concreto, en la prisión madrileña Madrid V, donde cumplirá el resto de la condena que le falta por cumplir: 3.855 días (poco más de diez años de condena). Tres agentes de la Policía Nacional se desplazaron a Brasil, donde estaba encarcelado, para realizar los preceptivos trámites documentales con las autoridades brasileñas, custodiando el traslado y la llegada del prófugo al aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez este viernes por la mañana. No ha sido necesario trasladar a García Julia a la Audiencia Nacional porque se trata de un recluso fugado cuyo reingreso en prisión es automático. Aún así, la Audiencia Nacional tendrá que hacer cálculos para realizar una nueva liquidación de condena y ajustar el tiempo que le queda en prisión.

Ha llegado procedente de Brasil, donde había conseguido refugiarse en los últimos años ocultándose bajo la identidad de un venezolano. Fue detenido en diciembre de 2018 en Sao Paulo y la Sala Segunda del Tribunal Supremo de Brasil autorizó su extradición porque los delitos por los que le reclaman no se refieren a crímenes políticos, sino a delitos comunes y cumplen los requisitos de doble tipicidad y doble castigo.

Otro juicio

García Julia deberá además someterse a un nuevo juicio cuando sea entregado a España por quebrantamiento de condena. Juliá obtuvo la libertad condicional el 23 de septiembre de 1991 y en agosto de 1994, los jueces autorizaron al ultraderechista a marcharse a Paraguay tras presentar una oferta de trabajo de una naviera

CRIMEN DE ATOCHA

García Juliá no es el único que escapó de la justicia por la Matanza de Atocha

La decisión judicial provocó un escándalo y el permiso fue revocado días después a petición de la Fiscalía, pero ya era tarde y Julia iniciaba así una fuga que ha durado cerca de 25 años.

Demasiado gordo

Tras viajar en repetidas ocasiones a Argentina, Brasil y Estados Unidos, recaló en marzo de 1996 en Santa Cruz de la Sierra, la ciudad más poblada de Bolivia. Allí fue detenido por tráfico de drogas y pasó siete años en el penal de Palmasola, donde protagonizó un intento de fuga en el que no pudo huir porque había engordado demasiado y no cabía por el túnel excavado por los presos.

García Juliá, antiguo militante del partido ultraderechista Fuerza Nueva, vivía en São Paulo, la mayor ciudad de Latinoamérica, trabajando como conductor de Uber y camuflado bajo una falsa identidad venezolana.

Carlos García Juliá, uno de los autores de la matanza de Atocha de 1977. / EFE/Fernando Bizerra

Asesinato a bocajarro

La Audiencia Nacional condenó a García Juliá a 193 años de cárcel en 1980, como integrante del grupo de terroristas de extrema derecha que perpetraron la matanza en un despacho de abogados de Comisiones Obreras en la calle Atocha de Madrid. Juliá fue condenado como autor material de cinco asesinatos, así como por otros tres asesinatos frustrados y por tenencia de armas.

García Julia, en una imagen de la época de su detención tras la matanza de Atocha. / ARCHIVO

Junto con el falangista José Fernández Cerrá, García Juliá irrumpió la noche del 24 de enero de 1977 en el despacho de los laboralistas de la calle de Atocha, vinculado a Comisiones Obreras y al Partido Comunista de España (PCE) y acribillaron a tiros a los abogados Enrique Valdevira, Luis Javier Benavides y Francisco Javier Sauquillo, junto al estudiante de derecho Serafín Holgado y el administrativo Ángel Rodríguez Leal. Otras cuatro personas sufrieron gravísimas heridas. A ese bufete estuvo vinculada Manuela Carmena, que sería alcaldesa de Madrid entre 2015 y 2019.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?