Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Salud pública

El gobierno blinda Madrid Central

La primera ley de Cambio Climático, que ahora ultima el gobierno central, pretende impedir que "las zonas de bajas emisiones", como Madrid Central, puedan revertirse, porque establece que "cualquier medida municipal que suponga regresión deberá contar con un informe positivo de las administraciones estatales o autonómicas competentes".

Un coche atraviesa una de las vías que componen Madrid Central.

Un coche atraviesa una de las vías que componen Madrid Central. / Eduardo Parra - Europa Press - Archivo (EUROPA PRESS)

El Consejo Asesor de Medio Ambiente ha analizado hoy el nuevo borrador del anteproyecto de Ley de Cambio Climático, y hay una importante novedad, cuyo objetivo es evitar decisiones como la del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, de suprimir Madrid Central.

El nuevo texto legal establece que para poder revertir una zona de bajas emisiones se tendrá que contar con un informe previo positivo del gobierno central o la comunidad autónoma, dependiendo de cuál sea la autoridad “competente en materia de protección ambiental”.

Con esta nueva redacción, la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, asegura ya que “queda fuera de marco una propuesta confusa como la del Ayuntamiento de Madrid, donde se invita a los coches a venir a Madrid en lugar de reforzar la idea de una movilidad mucho más sana y compatible con la salud de los vecinos”.

Prohibición

Además, este anteproyecto de ley, que el consejo de ministros podría ya aprobar este mes de marzo, establece que será obligatorio que los municipios de más de 50.000 habitantes creen zonas de bajas emisiones antes del año 2023.

El anteproyecto establece además la obligatoriedad de instalar, como mínimo, menos un punto de recarga rápida de coches eléctricos en una de cada diez estaciones de servicio, es decir, las que tienen ahora un volumen de ventas superior a los cinco millones de litros de gasóleo y gasolina

Sin embargo, a preguntas de los periodistas, Teresa Ribera ha asegurado que el gobierno no tiene previsto adelantar al 2035 la prohibición de venta de nuevos vehiculos que usen gasolina y diésel, como ha prometido hacer el nuevo primer ministro británico, Boris Johnson.

En este sentido, la primera ley española de cambio climático se limita a seguir “las recomendaciones de la Unión Europea que establecen esta prohibición a partir del 2040.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?