Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Eduardo Zaplana

La maraña empresarial de Zaplana para ocultar su fortuna

La UCO desvela la trama de empresas interpuestas y cuentas opacas en paraísos fiscales para supuestamente, ocultar 11.3 millones en comisiones obtenidas por el exministro, Eduardo Zaplana, a cambio del amaño de contratos

Los agentes apuntan a Juan Cotino como el principal pagador de las mordidas, que tras pasar por una maraña empresarial y hasta 11 países distintos, acababan en las manos de Zaplana y sus socios

El exministro, Eduardo Zaplana

El exministro, Eduardo Zaplana / Getty Images

La investigación al exministro del PP y expresidente valenciano, Eduardo Zaplana, revela una maraña de sociedades interpuestas y cuentas opacas radicadas en al menos 11 países distintos, varios de ellos considerados paraísos fiscales, para ocultar 11.3 millones de euros en supuestas comisiones ilícitas pagadas entre 2005 y 2009, que fueron abonadas por el presunto amaño de las adjudicaciones de las ITV y el Plan eólico, que propició el propio Zaplana cuando presidía la Generalitat valenciana hasta 2003.

El informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil sigue el rastro del dinero en un complejo organigrama elaborado en los meses que ha durado la investigación, que analiza cada euro desde el pago de las supuestas mordidas, hasta las presuntas entregas en efectivo y en mano a Eduardo Zaplana, principalmente a través de su testaferro uruguayo, Fernando Belhot.

El organigrama elaborado por la UCO con todo el entramado empresarial y las mordidas repartidas / Cadena SER

Juan Cotino pagó 7 millones

El exdirector general de la Policía Nacional con Aznar y expresidente de Les Corts valencianes, Juan Cotino, es el principal pagador de las comisiones a Zaplana, según el informe. Afirma la UCO que la empresa de su familia, Sedesa, fue la principal beneficiaria con la venta por un total de 86 millones de las concesiones de las ITV y el Plan Eólico, que le fueron adjudicadas. Por ello, Cotino pagó 7 millones de euros a la empresa Imison International, sin actividad aparente y radicada en Luxemburgo, cuyos beneficiarios eran Eduardo Zaplana y sus socios Joaquín Barceló y Francisco Grau.

Un chalé, un terreno y millones en efectivo

La empresa patrimonial Imison actúa como tapadera y matriz, y desde ella se destinan fondos a cuentas en Luxemburgo, Andorra, y tres sociedades del propio Zaplana , MedLevante, Gesdesarrollos Integrales y Costera del Glorio, que emplean fondos para la compra de un chalé en Altea por 394.000 euros y un terreno en Villajoiosa por 1.9 millones.

El viaje del dinero: Panamá, Uruguay, Hong Kong, Suiza...

El flujo de fondos también circula desde Imison hasta Holanda, que a su vez deriva el dinero en efectivo hacia Uruguay, Panamá, Hong Kong, Suiza, Arabia Saudí, Liechtenstein, Italia, Reino Unido, Irlanda o Alemania, en una operativa ejecutada para ocultar el rastro del dinero, según los investigadores, para acabar en manos de Eduardo Zaplana a través de su testaferro, Fernando Belhot. Éste ha reconocido ante la justicia que ha entregado al exministro alrededor de 2.3 millones en efectivo en 7 años.

Zaplana fue puesto en libertad sin fianza el 7 de febrero de 2019, después de pasar casi 8 meses en prisión provisional por su implicación en el caso Erial, que investiga las comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos en 1997 y del Plan Eólico valenciano, puesto en marcha en 2003.

Además de Zaplana, Grau y Barceló, constan como investigados Juan Cotino; la mujer de Zaplana, Rosa Barceló; la secretaria del exministro, Mitsuko Henríquez; y la exdiputada regional del PP, Elvira Suanzes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?