Jueves, 29 de Octubre de 2020

Otras localidades

SANIDAD SANIDAD Sigue en directo la comparecencia de Fernando Simón

Los grandes festivales de teatro mantienen sus fechas y se vuelcan con las compañías españolas

Los festivales de teatro de Almagro, Mérida, el Grec, Temporada Alta o el Festival de Otoño mantienen sus programaciones y reforzarán la presencia de compañías españolas

uno de los espacios del festival

uno de los espacios del festival / Festival Grec de Barcelona

Son, junto con los grandes festivales de música, una de las grandes citas del verano y del otoño. Los festivales de teatro, clásico y contemporáneo, contienen la respiración estas semanas esperando que, tras el confinamiento, puedan mentener las programaciones ya cerradas o a punto de ultimar. Los grandes festivales mantienen sus fechas -algunos como el Grec las amplían- y refuerzan la presencia de compañías españolas que han visto suspendidos o cancelados sus espectáculos a causa del coronavirus, en un claro mensaje de apoyo el sector de las artes escénicas en España. Hemos hablado con algunos de sus directores.

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida mantiene sus fechas y su programación del 26 de junio al 23 de agosto. En conversación con la SER, su director, Jesús Cimarro, explica que la próxima edición del certamen está cerrada y acogerá 8 estrenos en el Teatro Romano, además de la programación off, aunque señala que hay espectáculos comprometidos, como el de apertura. Cimarro admite que, si antes del 15 de mayo no se ha levantado el estado de alarma, no habrá tiempo suficiente de ensayos, lo que impedirá el estreno de algunos montajes. Cimarro apunta que el festival no puede retrasarse ni ampliar sus fechas.

El Festival Grec de Barcelona, que se celebra tradicionalmente del 29 de junio hasta finales de julio, no solo mantiene sus fechas, sino que ha decidido ampliar su programación a la primera quincena del mes de agosto, acogiendo las representaciones de los montajes que fueron cancelados en los teatros debido al estado de alarma. "Con la conciencia clara que la situación que vivimos es temporal, una vez superada la prueba que supone del confinamiento domiciliario será una vez más el momento de reencontrarse y disfrutar de los espectáculos públicos de una manera segura", señala la organización del festival, que ultima "una programación que contribuya a reconfortar a la ciudadanía después de estas semanas". Su director, Francesc Casadesús, explica a la SER que el ayuntamiento de Barcelona ha ampliado el presupuesto del festival en un millón de euros para acoger esta ampliación, ya que el Grec "cubrirá los costes, y saldará las deudas de estas compañías, incluyéndolas en la programación del festival". Casadesús señala que, a día de hoy, el certamen mantiene toda su programación prevista, incluidos los espectáculos internacionales y las coproducciones, pero admite que están muy pendientes de lo que suceda en las próximas semanas y de las decisiones que se adopten en materia de espectáculos públicos una vez se termine el confinamiento.

En declaraciones a la SER, Ignacio García, director del Festival de Teatro Clásico de Almagro, asegura que ellos también mantienen las fechas previstas para su celebración, del 2 al 26 de julio, aunque están a la expectativa de lo que vaya sucediendo. Explica que ya tenían cerrada prácticamente toda la programación del festival antes de que comenzara el estado de alarma y, de momento, solo han aplazado su presentación pública, un acto que convocaban habitualmente en el mes de abril. García explica que esta edición del festival tendrá "un lema esperanzador que llame a la unión cívica colectiva, sobre la libertad y la esperanza" y cree que el festival debe "aportar alivio", recordando la frase de María de Zayas "buscar un lugar en el que aliviar tus males".

El director del Festival de Almagro señala que la programación de esta edición se mueve en cifras similares a otras anteriores, en torno a las 60 compañías y más de un centenar de representaciones, y tendrá a la comunidad valenciana como invitada en la programación, aunque admite que la presencia de compañías latinoamericanas seguramente sea más complicada que otros años. "Creo que esto que estamos viviendo va a provocar una crisis de pensamiento y la situación actual nos lleva a preguntarnos por qué tenemos que seguir haciendo a los clásicos o qué nos pueden aportar, pero los clásicos hablan de la compasión, han aguantado epidemias y tragedias colectivas, y el festival quiere ser ese levantarse después de caerse, desde un punto de vista lúdico, pero también reflexivo", sostiene.

El Festival Temporada Alta de Girona se celebra tras el verano, de octubre a principios de diciembre. Junto con el Grec de Barcelona, es una de las grandes citas de teatro contemporáneo en España, con una gran presencia de compañías internacionales y una fuerte conexión con Latinoamérica. El certamen, que celebra este año su 39ª edición mantiene, de momento, sus fechas previstas. Su director, Salvador Sunyer, reconoce que hoy en día barajan varias hipótesis de trabajo, que incluyen la suspensión del festival, pero están a la expectativa. De momento, se mantienen las fechas previstas, pero Sunyer explica que la situación está afectando a compañías que están cancelando sus montajes o a coproducciones que no podrán llevarse a cabo. Una de las opciones que barajan desde la dirección es la de reforzar la presencia de compañías nacionales que no han podido estrenar o han suspendido sus montajes durante el estado de alarma. Sunyer reconoce que "hay que ayudarlas" y añade que ya se han puesto en contacto con algunas y son constantes las conversaciones con el resto de festivales nacionales para coordinar las distintas programaciones. El director de Temporada Alta explica, además, que una de sus grandes preocupaciones es "cómo cambiarán las relaciones personales tras el confinamiento" y teme que al público habitual de teatro le cueste volver a ver funciones teatrales en espacios cerrados, salas y auditorios.  El festival ha puesto en marcha una iniciativa llamada #AntivirusTA a través de su canal de Youtube, con vídeos de artistas que han participado o participarán en el certamen (Silvia Pérez Cruz, Mario Gas, el Niño de Elche o Sol Picó, entre otros muchos) compartiendo monólogos, poemas o canciones para retomar el contacto con el público.

Una de las últimas citas teatrales del año será el Festival de Otoño de Madrid, dirigido esta edición por el dramaturgo Alberto Conejero. El certamen, que tiene previsto comenzar a principios de noviembre, será esta edición "un festival de cercanía y de cuidados". Conejero explica que el festival "no puede permanecer al margen de la situación" y se volcará con las compañías españolas que han tenido que suspender sus espectáculos. "Hay que sostener a las compañías, las prioridades han cambiado y el Festival de Otoño quiere ser un sostén y dar albergue a las compañías que han tenido que suspender y cancelar sus trabajos, no podemos dejar de prestar atención al tejido escénico de la Comunidad (de Madrid) y de España, esa es la prioridad absoluta", explica el director. Conejero dice estar barajando la ampliación de fechas del festival para dar cabida a más espectáculos y "colectivizar el presupuesto" porque "no será un festival de grandes producciones con grandes presupuestos, sino que será más horizontal".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?