Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

Las recetas del sector turístico para superar la crisis por el coronavirus

Potenciar el mercado nacional y ofertas específicas son algunas de las medidas que barajan los hoteles en un escenario de parón económico y con unas rentas familiares mermadas por los ERTE y la inestabilidad laboral

Hotel de beCordial en la playa de Mogán (Gran Canaria).

Hotel de beCordial en la playa de Mogán (Gran Canaria). / beCordial

El sector turístico se enfrenta a una situación inédita con un parón total de la actividad y la incertidumbre de no saber cuándo comenzará a revertir la crisis provocada por la pandemia del COVID-19. La afectación es global. Solo en España,  la Alianza para la excelencia turística (Exceltur), el 'lobby' turístico que aglutina a las principales empresas del sector estima un impacto de 54.733 millones de euros este año, lo que supone una caída del 32,4%  respecto al pasado año. De esta cifra, un total 15.595 millones se corresponderían a actividades indirectas, tales como proveedores u otros agentes relacionados con el turismo. Por comunidades autónomas, las más afectadas en cuanto a la aportación de la actividad turística serían Andalucía (-32,5%), Baleares (-40,8%), Canarias (-25,9%), Cataluña (-34%), Comunidad Valenciana (-33,6%) y Comunidad de Madrid (-27,9%).

El Gobierno convocará la próxima semana el Consejo Español de Turismo para abordar un plan de recuperación del sector que ya se prepara para la poscrisis.

Marc Colom es gerente e hijo de la propiedad de Son Palou, un pequeño hotel situado en un paraje de montaña en Mallorca. Su turismo está enfocado al excursionismo, naturaleza y la búsqueda de la tranquilidad. Desde el 20 de marzo la mayor parte de los hoteles permenecen cerrados. "La cancelación de reservas se inició a finales de febrero y ya a principios de marzo llegaron en cascada. Hay que decir también que algunos clientes están cambiando las reservas para más adelante", explica.

Colom espera que la situación comience a revertirse a mediados de abril para comenzar con cierta normalidad a partir de mayo. "Pensamos que una vez haya pasado esta pesadilla, la gente va viajar y creemos que, como isla y como destino más cercano, nos puede ir bien. Creo que establecimientos como el nuestro que permiten disfrutar la naturaleza pueden salir especialmente fortalecidos frente otros establecimientos tipo hotel de ciudad. Los clientes querrán espacio y aire libre y podemos satisfacer esa necesidad". Mientras, Colom explica que se han visto obligados a realizar un ERTE a toda la plantilla. "Menos mal que pueden ir al paro y cobrar porque sino hubiera un verdadero desastre", valora.

¿Cambiarán los hábitos del turista?

El gerente de Son Palou se pregunta si los hábitos de volar cambiarán y apuesta por potenciar un turismo más interior a nivel europeo y los desplazamientos en coche. Alerta de lo inconveniente que pueden resultar otras estrategias como la bajada de precios para captar clientes que puede suponer "un desastre" para los pequeños hoteles. "Si las grandes cadenas hoteleras empiezan a bajar un 20-30% el precio con independencia de la categoría, las pequeñas empresas sufriremos", afirma.

Sacar lecciones positivas de cara al futuro no es fácil en esta coyuntura. "Es fundamental para una perqueña empresa estár saneada financieramente porque se ha visto que lo imposible es posible y hay que tener una reserva para pasar unos meses sin facturar nada. Creo que saldremos más fuertes como sociedad de todo este desastre, que somos una sociedad resilente y que viajar es una necesidad intrínseca a la sociedad actual", opina.

Nicolás Villalobos es director general de beCordial Hotels & Resorts. Gestionan 23 establecimientos que suman 2.115 habitaciones. "Hemos tenido que cerrar, solo hay uno pequeño de 30 habitaciones abierto como retén para servcios esenciales relacionados con el transporte y logística. Esta calamidad la estamos viviendo con resignación, con templanza y la confianza de que saldremo de esta y que volverá a salir el sol", afirma. 650 trabajadores viven ahora una situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo o de suspensión a la espera de recuperar la actividad económica.

Piscina del hotel Son Palau (Mallorca). / Son Palau

Villalobos espera una recuperación lenta ya que los países euopeos, principales emisores para Canarias, también están muy afectados. "El día después habrá una digestión pesada y la recuperación de la confianza y el humor será progresiva. Habrá que recuperarse anímica y económicamente. Las perspectivas para este verano no son muy optimistas", sostiene el gerente, convencido de que los hoteles "volverán a reir con el bullicio de los  niños en las piscinas".

Ofertas tras la crisis del coronavirus

La cadena hotelera MP Hotels ha ofrecido dos de sus establecimientos abiertos para necesidades en la crisis del coronavirus. Uno en Fuerteventura y otro en Las Palmas de Gran Canaria. La cadena pertenece al grupo Turístico FTI y cuenta con 70 hoteles en 11 países, el 42% en España. En Canarias tienen 4.000 habitaciones y su público es familiar y de parejas.

"Lamentablemente está crisis ha impactado a nivel mundial en todos los destinos turísticos donde tenemos hoteles no únicamente en España y no solo a la cadena hotelera sino a los turoperadores de nuestro grupo turístico que han recibido como nosotros de un día al otro un aluvión de cancelaciones, una situación histórica  como nunca ha vivido el sector turístico español. Pero ahora mismo lo prioritario es la salud de nuestros trabajadores y de nuestros clientes. A tiempo estaremos de retomar la actividad con más fuerza cuando venzamos con nuestros confinamientos y cierres de actividad paramos esta pandemia mundial", explica Bernardo Losada, director comercial de MP Hotels en España.

Los planes de futuro comienza a dibujarse ante el nuevo paisaje tras la crisis. "Pensamos que los españoles priorizarán sus vacaciones en España y para ellos nos vamos a preparar. Entiendo de igual forma que la situación de muchas familias lamentablemente no será buena. MP Hoteles lanzará una campaña ofreciendo 2x1 en la mayoría de nuestros establecimientos y niños gratis en nuestros hoteles de Canarias", asegura.

La incógnita de los viajes en vacaciones

Imposible saber cuándo se suavirán las medidas de confinamiento y del estado de alarma que permitan hacer un mínimo de planes. Hacer reservas por anticipado se hace complicado en las actuales circunstancias. "Sin un escenario claro de cuándo venceremos al coronavirus y se retomarán las operaciones aéreas, la gente no reservará anticipadamente sino que esperará a tener seguridad", opina este director comercial que confía en el valor de los viajes en nuestra forma de vida actual.

"Seguramente esta situación hará cambiar el orden mundial y nos dejará una maltrecha economía, pero el turismo seguirá siendo una de las principales industrias a nivel mundial, el 10% del PIB mundial y en nuestro país la locomotora de la economía con un 12% del PIB y el 13% del empleo.", explica.

El valor de lo cotidiano

Habrá que ver cómo es el escenario que se abra tras la crisis. "El turismo es ya un producto de primera necesidad y tras estos momentos de cuarentenas y confinamientos, seguro que nos ayudará a reflexionar y dar mayor valor a las pequeñas cosas cotidianas de la vida y al disfrute con familiares y amigos y ahí estaremos el sector turístico para volver a hacer lo que sabemos hacer, ofrecer nuestro mejor servicio, nuestra gastronomía, nuestro sol, nuestras playas y la vitalidad y simpatía", anima Bernardo Losada.

Imagen del hotel Seya Beach. / Cadena MP

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?