Viernes, 05 de Junio de 2020

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

El lenguaje bélico de Sánchez que no pasa desapercibido en redes sociales

La rueda de prensa que ha ofrecido el presidente del Gobierno ha estado plagada de referencias a la guerra, directa o indirectamente, algo que no ha pasado desapercibido en redes sociales y que muchos le han afeado

"Guerra", "posguerra", "enemigo mortal", "vencer", son algunas de las palabras que ha utilizado Sánchez

Pedro Sánchez en la tribuna del Congreso.

Pedro Sánchez en la tribuna del Congreso. / Getty Images

Los discursos generalmente tiene una estructura muy precisa, consciente y premeditada, cuyo principal objetivo es convencer, animar y llamar a la acción. Cuando habla un presidente del Gobierno es de prever que sus palabras no son fruto de la aleatoriedad, sino de una concatenación de ideas perfectamente calculadas para que el mensaje cumpla un propósito. En la rueda de prensa que ha ofrecido Pedro Sánchez tras reunirse con los presidentes autonómicos ha destacado, según muchos usuarios en redes sociales, el lenguaje bélico del presidente para referirse tanto al coronavirus como a las posibilidades de actuar frente a él. 

"Cuando venzamos esta guerra, que la vamos a vencer, estoy convencido, necesitaremos todas las fuerzas del país para vencer la posguerra", ha dicho en un momento el presidente. "Hoy, hacemos frente a un enemigo formidable", ha asegurado en otro punto de su declaración. De hecho, una buena parte del discurso ha estado articulado en torno a la "unión" frente a la "desunión" y el "nosotros" frente a algo externo que no entiende de fronteras ni ideología como es el virus. Un claro posicionamiento del "todos" frente a la amenaza común. 

En otra parte se ha referido a la desescalada política para la que ha pedido la "comunión de todos" y, sobre todo, "no estar solo para ganar esta guerra" apelando en este caso al resto de fuerzas políticas y sociales para que "juntos" puedan "reconstruir" lo destruido. Es un constante juego de dicotomías cuyo propósito último es convencer, a la oposición y a la población, de que nos enfrentamos a algo serio y para lo que se necesitará la más firme de las colectividades. Recuerda, en este caso, a un lenguaje bélico y posbélico, quizá rememorando esa fase de reconstrucción europea que supuso el Plan Marshall tras la Segunda Guerra Mundial. 

Sin embargo, por ejemplo el sociólogo Javier Aroca, ha apuntado en Twitter que "sobra el lenguaje bélico y sus símbolos. Estamos en paz, no hay un enemigo militar, es una pandemia. En todo caso hay un adversario ideológico y eso se combate con la razón, argumentos y democracia total". Después ha querido recordar las palabras del presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier: "No, this pandemic is not a war", traducido, "no, esta pandemia no es una guerra" en franca referencia a la realidad social que estamos viviendo. "Las naciones no se alzan unas sobre otras, no hay soldados contra soldados, esto es un test para la humanidad", aseguró Steinmeier en un discurso a la nación alemana. 

El presidente alemán quiso referirse a la unidad europea y a la solidaridad alemana para combatir el coronavirus porque "si nuestros vecinos no están fuertes y en forma, Alemania tampoco podrá estarlo", aseguró. Desde que comenzó la crisis del coronavirus los paralelismos bélicos han estado a la orden del día. Como señala la profesora de Historia, Dolores Ruiz Berdún en una artículo publicado en 'The Conversation', "desde que ha comenzado la emergencia sanitaria nos hemos acostumbrado a oír y a utilizar un lenguaje propio de un escenario bélico. Del personal sanitario y los cuerpos de seguridad decimos que están en “primera línea” o en “las trincheras”. Los pacientes y personal sanitario “luchan” contra la enfermedad. Otras personas están “en la retaguardia”. “Esta es una batalla que vamos a ganar”, se oye decir muchas veces. Y los periodistas nos dan “partes de guerra”.

Si bien, como señala la profesora, esto puede ser para "elevar" la moral de "la tropa", lo cierto es que cuando hablamos de una emergencia sanitaria no hay dos bandos diferenciados como tal. Por eso, para algunos usuarios no ha pasado desapercibido el uso reiterado de estas referencias a la guerra. Porque "guerra" es todo lo contrario a algo tranquilizador, especialmente con una situación tan delicada como la que se tiene que gestionar. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?