Domingo, 05 de Julio de 2020

Otras localidades

NASA

"Houston, tenemos un problema" cumple 50 años

La pronunciaron el 13 de abril de 1970 dos astronautas del Apolo 13 tras sufrir una explosión

Los astronautas del Apolo 13 pisando agua mientras esperan su helicóptero tras abortar el viaje a la Luna

Los astronautas del Apolo 13 pisando agua mientras esperan su helicóptero tras abortar el viaje a la Luna / Time Life Pictures / NASA (Getty Images)

Es una de las frases más famosas de la historia y la pronunciaron el 13 de abril de 1970 dos astronautas del Apolo 13 tras sufrir una explosión a bordo que puso en juego sus vidas cuando viajaban rumbo a la Luna. 'La Ventana' ha entrevistado a José Manuel Grandela, el entonces responsable de comunicaciones entre esta nave espacial y la enorme antena que la NASA había instalado en Madrid.

Hace justo medio siglo, el entonces joven ingeniero José Manuel Grandela, estaba trabajando en la Estación de Control de la NASA situada en Fresnedillas (Madrid) y recibió esta comunicación directa desde el Apolo 13.

Uno de los astronautas comunicó al centro de Control: "Houston, tenemos un problema" y "muchos creyeron que los tres tripulantes del Apolo 13 no volverían ya con vida a la Tierra", confiesa ahora Grandela justo 50 años después. Los astronautas habían tenido una retransmisión por televisión, que apenas ninguna cadena en Estados Unidos dio en directo, y, después, el jefe del Control de la Misión les dijo que se fueran a dormir. "Pero antes"- ha explicado en 'La Ventana' José Manuel Grandela-, "les comunicaron que el nivel del oxígeno estaba bajo y le dijeron a uno de ellos que accionara un botón y ahí se produjo la explosión, que hizo saltar todas las alarmas, que pasaron a color rojo".

¿Por qué no hemos vuelto a la Luna desde hace casi medio siglo?

En 1969 fuimos capaces de viajar 400.000 kilómetros en el espacio, lo equivalente a dar 60 vueltas a la Tierra y ahora lo máximo que podemos alejarnos de la superficie terrestre son 400 kilómetros, menos de la distancia entre Madrid y Barcelona

Misión histórica

Desde ese instante, una misión rutinaria se convirtió en una de las más célebres de la historia espacial. De hecho, a partir de entonces, millones de personas en la Tierra vivieron pendientes del viaje de regreso de estos tres astronautas. La explosión dejó escapar una gran cantidad de oxígeno al exterior y sin este elemento, que no sólo era imprescindible para respirar como para generar energía eléctrica, los sistemas de propulsión y de soporte vital del módulo de servicio no podían funcionar.

Tras unos intensos y largos minutos, desde el Centro de Control de Houston, ordenaron a la tripulación que desconectaran los sistemas del módulo de mando para preservar los recursos restantes para el reingreso, obligando a la tripulación a trasladarse al módulo lunar como improvisado bote salvavidas. Por lo tanto, la NASA no tuvo más remedio que cancelar el aterrizaje en la Luna, y, desde entonces, todos los ingenieros de esta misión se dedicaron a ayudar a la tripulación a volver a la Tierra, sanos y salvos.

Duro regreso

Sin embargo, no fue nada fácil. Los tres astronautas del Apolo 13 sufrieron muchos problemas debido a la falta de energía (casi se mueren congelados) y la escasez de agua potable. El accidente conmocionó al mundo entero y "más de 40 países ofrecieron ayuda a la NASA, entre ellos, la entonces Unión Soviética, que era el gran enemigo de Estados Unidos", destaca el ingeniero del proyecto Apolo José Manuel Grandela.

Por fin, tras cuatro días de incertidumbre, el cápsula del Apolo 13 cayó en el Océano Pacífico, con sus tres tripulantes en "casi" perfecto estado: Jim Lowell, el comandante, Jack Swigert, el piloto del módulo de mando, y Fred Haise, el piloto de un módulo lunar que nunca llegó a posarse en el Luna.

El Apolo 13 era la tercera misión de la NASA que tenía por objetivo aterrizar en la Luna. Lo cierto es que la nave llegó a entrar en la órbita lunar, porque fue "la solución que encontraron para usar su impulso gravitatorio para poder dar la vuelta y regresar a nuestro planeta", explica Grandela. Y, así fue, en lugar de alunizar la tripulación dio la vuelta a la Luna y regresó a la Tierra el 17 de abril de 1970. Al menos, este accidente sirvió para que se mejoraran los sistemas de seguridad en las misiones Apolo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?