Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Juan Carlos Martel, director del Teatre Lliure: "Si se puede coger el metro, también se puede ir al teatro"

El director de Lliure pide que se desactive la imagen del teatro como "espacio de contagio" y Natalia Menéndez, directora del Teatro Español, anuncia que "abrirá sus puertas desde el minuto uno"

Natalia Menéndez y Juan Carlos Martel

Natalia Menéndez y Juan Carlos Martel / Imagénes de archivo

Natalia Menéndez, directora del Teatro Español y de las Naves de Matadero, en Madrid, y Juan Carlos Martel, director del Teatre Lliure, de Barcelona, reclaman los protocolos sanitarios necesarios para gestionar los aforos reducidos que plantea el plan de desescalada del gobierno, asumen que verán mermados sus presupuestos por la reducción de butacas y, mientras que el Lliure da por terminada su temporada hasta junio y apuesta por una programación propia de contenidos digitales y ayudas a la creación, el Español se prepara para abrir sus puertas en cuanto sea posible: "Veremos qué medidas toma el ayuntamiento de Madrid y cuándo nos van a permitir abrir, pero desde luego, en el minuto uno que nos lo permitan, vamos a abrir", dice Natalia Menéndez.

Ambos directores, en una conversación con la Cadena SER, creen que es un motivo de alegría que la cultura esté incluida ya en las distintas fases del plan desescalada del gobierno, aunque señalan que hay "mucha incertidumbre acerca de cómo gestionar esos tercios de aforo a partir de protocolos que no han llegado", apunta Martel.

El director del Lliure explica que la decisión de cancelar su temporada, que hizo pública la semana pasada al mismo tiempo que el Teatro Nacional de Cataluña, se ha debido a que las obras que tenían programadas eran todas de producción propia, excepto una, y la prolongación del confinamiento hizo inviable que se pudieran comenzar los ensayos, de ahí que hayan apostado por ampliar las ayudas a la creación y por diseñar una programación propia de contenidos digitales, "pudiendo producir, que es importante para ayudar a este ecosistema tan precario".

¿Con qué obras abrirá sus puertas el Teatro Español? "Como no podemos abrir con producciones propias porque no nos ha dado tiempo, lo haremos con espectáculos de exhibición apoyando a las compañías e intentaremos ofrecer humor y ver si es posible programar a una compañía que estuvo en coproducción, pero vamos a hacer todo lo posible y vamos a abrir los teatros, por supuesto", explica Natalia Menéndez.

Los empresarios teatrales siempre intuyeron que en las primeras fases no iban a poder abrir los teatros con su aforo completo y ya han manifestado que abrir las salas con un tercio del patio de butacas es inviable para la gran mayoría, una opción que no les permite cubrir gastos y que, además, concluye los ERTE que han tenido que aplicar muchos de ellos. Por tanto, es muy probable que recaiga en el teatro público la responsabilidad de comenzar a recuperar la actividad y de invalidar esa imagen del teatro como un foco de contagio. "No solo somos responsables, sino que somos un tejido que trabaja con el imaginario y de manera creativa, con lo cual, lo que podemos aportar a lo mejor no es una nueva normalidad, pero sí es un nuevo escenario y somos muy importantes", explica Juan Carlos Martel.

El director del Lliure cree que, aunque "lo primero es aplicar los protocolos de seguridad y de salud dentro del teatro para que los trabajadores estén seguros y protocolos artísticos que permitan a las compañías y a los artistas estarlo también, hay que trabajar en informar que los teatros no son espacios donde uno se contagia: si se puede coger un metro, obviamente se puede ir al teatro".

Martel sostiene que "ha habido como una nube especulativa de ponernos en el último vagón de todas estas fases cuando, a lo mejor, deberíamos estar desde el principio. Vamos a tener que hacer una operación muy grande de comunicación para decir: vengan ustedes al teatro". El director del Lliure cree que se trata de un esfuerzo que no solo han de hacer los profesionales del teatro, sino también "nuestros gobiernos, que entiendan el papel real de la cultura, que hasta ahora no ha existido, y hacer llegar ese peso de la cultura pasa por introducirlo en la educación de la sociedad y solo así podremos ser más necesarios para la sociedad, porque ahora mismo somos necesarios para muy pocos".

Menéndez concluye que, sin embargo, hay algo positivo en esta situación en el hecho de que "se han dado cuenta de que las artes escénicas son artes curativas, quitan la ansiedad, la soledad, ayudan emocionalmente, y además de dar trabajo a mucha gente, creo que se han dado cuenta de que la capacidad sanadora de las artes escénicas y de que forman parte de eso que llamamos sanidad, y eso me ha alegrado bastante".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?