Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

El futuro de las galerías de arte: las experiencias virtuales

Hauser & Wirth inaugura una primera exposición de realidad virtual en el espacio de Menorca que abrirá en el 2021

Imagen de la obra de Louis Burgeois en la sede de Menorca de la galería Hauser and Wirth

Imagen de la obra de Louis Burgeois en la sede de Menorca de la galería Hauser and Wirth / CEDIDA

Si Walter Benjamin ya consideraba que el cine y la fotografía habían roto el aura de las obras de arte, no podemos iamginar lo qeu diría con el auge de plataformas y  exposiciones virtuales. El momento aurático, ese que solo es capaz de producirse con un espectador delante de la obra física no ha sido posible durante la crisis del coronavirus, en la que museos, espacios artísticos y galerías han tratado de abrir sus compuertas a la red para que todo elmundo desde su confinamiento pudiera acceder a cuadros, esculturas, performance y otras expresiones artísticas.

Hauser & Wirth, una galería suiza que abrirá en 2021 sede en Menorca, ha ido más allá y propone una exposición virtual en la que, además, el público podrá descubrir como será esa galería. "Va a ser una gran experiencia para todos los participantes que van a poder ver cómo será ese nuevo centro de arte en Menorca", explica a la SER Mar Rescalvo, directora de Hauser & Wirth Menorca

La galería, que desde 2017 controla las obras de Chillida, cuenta con sedes en las principales ciudades del mundo: Nueva York, Los Ángeles o Hong Kong, pero ha elegido la sede, todavía cerrada, de Menorca para lanzar esta exposición. "Es una colección colectiva donde participan diversos artistas de la galería. Abarca un periodo de los años 70 hasta la actualidad y pretende encontrar la relación entre comunicación visual y no visual, entre texto e imagen".

Beside Itself es el tírulo de una exposición que reúne  laobra de Louise Bourgeois, con esa gigante araña dentro de la galería. Pero también de Mark Bradford, Charles Gaines, Ellen Gallagher, Jenny Holzer, Roni Horn, Luchita Hurtado, Mike Kelley, Glenn Ligon, Damon McCarthy, Bruce Nauman, Lorna Simpson y Lawrence Weiner

Está ubicada en la Illa del Rei, pegada al puerto de Mahón, la capital menorquina. Es un edificio histórico, contiguo al antiguo hospital que fue construido durante la dominación inglesa. Su apertura no se retrasará por la pandemia del coronavirus, va a buen ritmo y su idea es abrir en 2021. "Nuestro caso no modifica los planes, ya teníamos previsto abrir en 2021 porque queríamos hacer que la exposición de apertura tuviera mucha interacción entre artistas y comunidad local. En nuestro caso el COVID19 no ha cambiado nuestros planes". Gracias a la tecnología ya podemos hacernos una diea de cómo será por dentro y ver los espacioes y las obras en 3D. "Nosotros estamos encantados de ser la sede escogida porque es una galería en el futuro que va a ser una realidad en 2021".

Hauser & Wirth lleva tiempo trabajando con la herramienta digital ArtLab, para acercar el arte y los artistas al público, pero también concienciados con reducir contaminación, dicen. "De la misma manera que queríamos planificar distintas exposiciones en nuestras sedes alrededor del mundo, estábamos motivados por el deseo de reducir los viajes y transportes en la planificación de las exposiciones en todos nuestros espacios y dada la situación actual, con tantas personas en confinamiento, hemos acelerado el lanzamiento de los programas de ArtLab con un nuevo enfoque para que el máximo de personas pueda disfrutar de las exhibiciones de realidad virtual y así seguir encontrándonos". explica Iwan Wirth, copresidente de Hauser & Wirth.

"Es una obviedad que el coronavirus produce una gran crisis a nivel de impacto humano y económico. Lo que hemos hecho es intentar adaptarnos a la situación a través de todas las herramientas tecnologías con exposiciones online, acercando a los artistas trabajando desde sus casas a su público y ahora esta herramienta que permite una vista panorámica de una exposición in situ".

Aun así consideran que nada eliminará la contemplación física del arte. "Lo comentábamos internamente, sí que pensamos que esta crisis cambie muchos aspectos, pero suponemos que la experiencia de disfrutar d una obra físicamente a a ser muy difícil de sustituir. Se van a combinar ambas, el disfrute de la experiencia física y también la utilidad de la tecnología para hacer llegar esas experiencias y sensaciones desde otro punto de vista". Benjamin puede respirar tranquilo. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?