Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

La música en directo y los profesionales gráficos, fuera de las ayudas del Gobierno

Los promotores de festivales y asociaciones profesionales de ilustradores, fotógrafos, autores y guionistas de cómic, reclaman medidas de apoyo que se adapten a su realidad y circunstancias laborales

Imagen de archivo del festival Mad Cool en Madrid

Imagen de archivo del festival Mad Cool en Madrid / EFE

El sector de la música ha visto cómo su principal demanda quedaba fuera de las ayudas aprobadas el pasado martes en el consejo de ministros. Desde hace semanas, las distintas asociaciones que componen el sector venían reclamando al gobierno que se flexibilizara la normativa de venta y devolución de entradas. También, que se asumiera la declaración del estado de Fuerza Mayor, algo que permitiría una gestión ordenada de la cancelación y el aplazamiento de los eventos musicales, o la gestión de la devolución del importe de las entradas de estos eventos llegado el caso.

"Las medidas que aprobó el gobierno son buenas, pero son insuficientes porque no están obedeciendo a la urgencia del momento", explica Joaquín Martínez, presidente de Es_Música, la Federación de Música de España. Desde la asociación miran a las medidas adoptadas en otros países europeos donde, desde hace un mes. "Estamos esperando que se nos catalogue la situación de Fuerza Mayor para poder anular algunos contratos que tenemos con espacios y artistas, y también que se establezca la normativa con consumo", señala Martínez, como lo prioritario ahora para el sector. 

El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes contestó a esta cuestión durante la rueda de prensa posterior al consejo de ministros. Dijo Uribes que estaban estudiando, junto con el ministerio de Consumo, qué hacer con los festivales de música del verano. "Estamos tratando de no cancelar las cosas de manera definitiva, sino de hacerlas en otro momento, es un camino que podemos explorar y vamos a valorar qué hacer", explicó.

Reconocen que las medidas aprobadas ayer por el gobierno son una buena noticia, pero inciden en la importancia de solucionar sus dos peticiones, sobre todo en esta fase de desescalada en la que nos encontramos. "Creemos que las medidas han sido realmente buenas, que a la cultura se la ha tenido en cuenta. Aplaudimos, pero también pedimos que sean un punto y seguido y no un punto y a parte y que en el próximo consejo de ministros se resuelva la parte que nos queda, que es la flexibilización de normativas", insiste.

En materia laboral se muestran contentos con la aprobación de la prestación por desempleo para los artistas; pero inciden en que deja fuera al resto de profesionales del sector. "Todos los trabajadores de técnica y logística se quedan fuera". Por eso, piden que se incluya también se extienda a todas las personas que trabajan en la cadena de valor de la industria de la música como profesionales, técnicos especializados dedicados a la producción, servicios de logística, márquetin, ticketing, transportes y medios técnicos y personal de salas de conciertos, discográficas, estudios de grabación, editoriales, promotores y organizadores, entre otros.

Es_Música valora positivamente las líneas de financiación para las empresas del sector cultural y la inclusión de una línea específica para la industria musical, a través de la Sociedad de Garantía Recíproca CREA SGR, pero espera que la distribución de esta financiación se realice de forma equilibrada ."Nos parece fantástico que las empresas tengan liquidez y repartiendo bien estos recursos puede ser bueno. De las deducciones fiscales, consideramos injusto que se apliquen solo al cine, ¿qué pasa con las demás?", se pregunta su presidente.

Pero el de la música no es el único sector que se siente abandonado. Fotógrafos, ilustradores, guionistas y autores de cómic, profesionales de la animación, de los videojuegos y de efectos visuales sostienen que "la tradicional división por sectores con la que ha trabajado el Ministerio de Cultura durante esta crisis -audiovisual, artes escénicas, música, cine, patrimonio y bellas artes, libro y tauromaquia- olvida, invisibiliza y desampara" a profesionales como ellos. Marta C. Dehesa, abogada especializada en propiedad intelectual y creatividad gráfica, y portavoz de Movimiento SOS Gráfico, plataforma que aglutina a 20 asociaciones de estos sectores, explica a la SER que la cifra de total de ayudas del ministerio de Cultura,  76,4 millones de euros, "resulta claramente insuficiente por irrisoria o ridícula, no sólo por su relación al PIB que 'oficialmente' generamos, un 3,6% en 2019 según datos del propio Ministerio, -y eso que este porcentaje mientras no contemos con un censo ajustado a la realidad de las actividades culturales y epígrafes de IAE y CNAES actualizados es inferior al que nos correspondería, sino porque va a poder  llegar a un número muy pequeño y unos agentes muy concretos del sector".

En torno a una de las grandes medidas aprobadas el martes, el subsidio extraordinario por desempleo, desde Movimiento SOS Gráfico critican duramente que solo pueden acceder a él "artistas de espectáculos públicos acogidos al régimen especial de la Seguridad Social" y en el que no tienen cabida artistas plásticas o visuales, técnicos de montaje, sonido o iluminación o profesionales del sector gráfico “no tenemos cabida mientras no se implemente el Estatuto del Artista".

Dehesa se pregunta, en torno a las líneas de créditos y ayudas a Pymes y estructuras escénicas aprobadas por el ministerio "si será obligatorio el retorno social de esa inversión como requisito para su concesión o si en los gastos tendrán que justificar los salarios de las artistas o los honorarios de las autoras. Mucho nos tememos que no". La abogada critica también "el escasísimo importe de 4 millones para librerías independientes y para nadie más de la cadena, o un ridículo millón para Bellas Artes con muchas aspiraciones y supuestos destinatarios: promoción del arte contemporáneo, innovación digital y compra".

La portavoz de Movimiento SOS Gráfico añade que echan en falta "incentivos fiscales como reducción o exención de cuotas para autónomos del sector de la cultura, la tributación de las rentas irregulares en plazos más amplios de 2 o 3 años como preveía el Estatuto del Artista o la suspensión de los plazos tributarios hasta 2021. medidas que nos ayudarían a sobrevivir, porque sin ellas un gran número de autoras, creadoras, artistas abandonarán la profesión y con ellos perderemos un montón de experiencia y conocimientos".

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?