Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 31 de Mayo de 2020

Otras localidades

Google

Probamos la solución de Google a tus problemas de conexión: así es Nest Wifi

Google lanza su nuevo router en España para que nunca vuelvas a tener problemas de conexión

Así funciona el nuevo dispositivo de Google. / YouTube

La conexión Wifi de tu casa no llega de la misma manera a cada una de las habitaciones que componen la misma. Un gran problema para una sociedad como la actual, en la que requerimos conexión a Internet para una multitud de situaciones cotidianas. Y es que, a día de hoy, no solo necesitamos conexión para poder consultar todo tipo de duda en Internet. También para trabajar, para jugar a videojuegos o incluso para ver nuestra serie o película favorita.

Por esa misma razón, y con el objetivo de que no vuelvas a tener problemas de conexión, Google ha presentado recientemente Google Nest Wifi. Un nuevo dispositivo, que consta de un router y de un punto Wifi mallado, mediante el que podrás dar cobertura a casas de hasta 210 metros cuadrados. Si estás cansado o cansada de probar todo tipo de trucos caseros para rascar algo de conexión, y buscas una alternativa de garantías, te contamos las razones por las que Google Nest Wifi es una opción a tener en cuenta.

Cómo instalar Google Nest Wifi en tu casa

Google Nest Wifi se enchufa directamente al módem de tu teleoperadora para descifrar su señal de Internet y sacarle el máximo partido. De esta manera, y apenas unos segundos después de instalarlo, el nuevo dispositivo de Google te permite disfrutar de conexiones más rápidas y potentes que la que te ofrece un simple módem, tal y como hemos podido comprobar tras una semana de uso.

La instalación es muy sencilla. En primer lugar, tenemos que conectar el router a la red eléctrica a través del transformador de 15 vatios incluido en la caja. Una vez hecho esto, y después de que el router se haya encendido, tan solo tendremos que conectarlo al módem de nuestra teleoperadora. A continuación, y después de completar la instalación, llegará el momento de configurarlo. 

Pero antes, te recomendamos que instales el Punto Wifi incluido en la caja. Si has instalado el router en el comedor, aprovecha para hacer lo propio con el Punto Wifi en la otra punta de la casa. Recuerda que el Punto Wifi te permitirá ampliar tu conexión a Internet por lo que, cuanto más lejos lo instales, mayor será la cobertura en tu hogar.

Cómo configurar Google Nest Wifi desde Google Home

Para configurar ambos dispositivos tendrás que descargarte la aplicación Google Home. Una vez hecho esto, y después de instalar la aplicación (predefinida en la mayoría de teléfonos móviles con sistema operativo Android), explícale que quieres añadir un nuevo dispositivo. Para ello tan solo tendrás que pulsar sobre el símbolo (+) que aparece en la parte superior de tu teléfono móvil y selecciona la opción Configurar dispositivo.

Después de seleccionar la opción Google Nest Wifi, el dispositivo te pedirá que le saques una fotografía al código QR que encontrarás bajo el router para continuar con la configuración. A continuación, tan solo tendrás que seguir los pasos que solicita tu teléfono móvil para crear tu nueva red mallada. Cuando hayas terminado con la configuración de tu nueva red wifi mallada, la aplicación te sugerirá que configures también el Punto Wifi.

Cabe recordar que el Punto Wifi cuenta un altavoz y varios micrófonos tanto para hablar con el Asistente de Google como para escuchar todo tipo de contenido. Por esa misma razón, durante la configuración de este segundo dispositivo también tendrás que configurar el Asistente de Google para que te ayude con todo aquello que necesites de ahora en adelante.

Llega la hora de la verdad: este es nuestro veredicto

Una vez instalados y configurados los dispositivos llega el momento de ponerlos a prueba. En mi caso cuento con una línea de fibra óptica simétrica de 300 Mbps. Una velocidad más que suficiente como para consumir contenido en streaming en calidad 4K en más de un dispositivo al mismo tiempo. Por esa misma razón, y después de activar la red mallada, reproduzco plataformas como Netflix en el salón, Spotify desde el teléfono móvil y enciendo la Nintendo Switch para jugar a un videojuego online.

A pesar de que he sometido a la red mallada a todo tipo de servicios de streaming, no ha presentado ningún problema de conexión como podrían ser fallos puntuales o parones. La respuesta ha sido muy rápida en todo momento. Además, y gracias a que he instalado el Punto Wifi en la otra punta de mi casa, la calidad de la conexión es excelente desde cualquier rincón de la misma. No lo digo yo, sino la aplicación de Google Home desde la que podemos analizar la calidad de la señal. De hecho, también podemos hacer una prueba de velocidad, en la que nos explican que contamos con 300 Mbps de bajada y 295 Mbps de subida.

En definitiva, Google Nest Wifi nos demuestra que las redes malladas son el futuro. No solo porque nos permite disfrutar de conexiones mucho más estables, sino porque son capaces de soportar todo tipo de contenido sin ningún problema. Desde series y películas hasta videojuegos. Respecto al precio, la solución de Google a tus problemas de conexión ya está disponible en España por 259 euros. Todo ello en un pack en el que podemos encontrar tanto el router como el punto de acceso wifi. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?