Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 29 de Mayo de 2020

Otras localidades

Una ola de calor hace que Israel levante la obligatoriedad del uso de la mascarilla en lugares públicos

El Gobierno también prevé reabrir más de un centenar de playas y la Explanada de las Mezquitas tras el fin del Ramadán

Una imagen de Tel Aviv durante estos días

Una imagen de Tel Aviv durante estos días / Ziv Koren (Ziv Koren / Polaris / Contacto)

Una ola de calor ha llegado a todo el Mediterráneo oriental en plena crisis del coronavirus y en lugares como Chipre, Creta (Grecia) y la costa turca se han registrado temperaturas por encima de los 40ºC mientras que en otros países como  Israel y Jordania se han alcanzado los 47ºC.

Israel ha registrado hasta ahora al menos 16.650 casos de coronavitus, entre los cuales hay al menos 277 fallecidos. El Gobierno prevé levantar a partir de este miércoles algunas medidas más de las adoptadas para contener el virus, por ejemplo con la reapertura de más de un centenar de playas. El aumento de las temperaturas ha llevado al Ministerio de Sanidad ha eximir hasta el viernes de la obligatoriedad de portar mascarillas en espacios públicos, en las escuelas y en edificios que no dispongan de sistema de aire acondicionado. Serán siendo necesarias, no obstante, en espacios con aglomeración de personas, según la agencia DPA. El ministro de Sanidad, Yuli Edelstein, ha afirmado que aunque es necesario prevenir contagios, "la ola de calor también es peligrosa". En este sentido, ha defendido que la medida cuenta con el aval de profesionales médicos.

La Explanada de las Mezquitas se reabrirá la próxima semana, dos meses después de que el emblemático enclave, situado en Jerusalén, fuese cerrado para contener la propagación del coronavirus, ha informado este martes la autoridad religiosa de la zona, la Waqf. La autoridad tiene previsto difundir en un próximo comunicado los protocolos a seguir para el acceso al área, dentro de la cual se encuentra la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más importante del Islam. La reapertura tendrá lugar inmediatamente después del mes sagrado del Ramadán, según The Jerusalem Post.

Los griegos, en la playa con distanciamiento

En medio de la primera ola de calor de la temporada y con temperaturas que se acercaron a los 40 grados millares de griegos acuden este fin de semana a las playas, que abrieron este sábado bajo estrictas reglas de higiene y distanciamiento físico.

La playa de Epanomi, Thessaloniki, en Grecia, este fin de semana / DIMITRIS TOSIDIS (EFE)

Algunas de las playas que rodean Atenas alcanzaron ya a primeras horas de la mañana su capacidad máxima y muchas personas tuvieron que buscar otros lugares para darse el primer chapuzón. En algunos sitios drones sobrevolaron la costa con altavoces en los que se advertía a los bañistas a mantener las distancias seguras recomendadas por las autoridades sanitarias.

En el más de medio millar de playas organizadas que hay en el país se han impuesto una serie de reglas que, entre otras cosas, obligan a que se controle el número de personas que acceden a ellas y se límite a 40 bañistas por cada mil metros cuadrados el número máximo de visitantes.

Además, debe haber una distancia mínima entre cada sombrilla y un máximo de dos hamacas por parasol, salvo si se trata de familias con niños. Entre las hamacas pertenecientes a distintas sombrillas debe haber al menos un metro y medio de distancia.

Los chiringuitos no pueden preparar alimentos in situ y tan solo tienen permitido vender productos empaquetados. Además, no pueden vender bebidas alcohólicas.

El personal de las playas organizadas está obligado a desinfectar las hamacas cada vez que se marcha un cliente y los bañistas están obligados a colocar una toalla sobre las tumbonas.

Con este primer test de encuentro social, al que se sumará el próximo lunes la apertura de sitios arqueológicos y museos, y una semana después la de restaurantes y cafeterías, Grecia se está preparando para poder salvar al menos parcialmente la temporada turística.

La semana próxima el Ejecutivo del conservador Kyriakos Mitsotakis, presentará un plan global para el turismo -genera más del 25% del PIB nacional- que se basará en cuatro pilares: los protocolos sanitarios, el transporte, las relaciones laborales en el sector y el apoyo financiero a las empresas del turismo.

Mitsotakis señaló esta semana que espera que a partir del 1 de julio Grecia esté en condiciones de recibir turistas "bajo un protocolo de condiciones que sean favorables tanto para los que quieren viajar como para la industria del sector".

Con vistas al levantamiento de la prohibición de viajar entre una región y otra del país, que entrará en vigor el lunes, el ministerio de Transporte informó de que en autobuses, trenes y aviones será obligatorio el uso de mascarilla.

Mientras que los medios terrestres y marítimos podrán solo operar con la mitad de su ocupación máxima, en los aviones no se han impuesto estos límites, aunque sí otras normas como la del embarque por turnos.

El tráfico aéreo nacional también empezará a restablecerse paulatinamente a partir del lunes, mientras que el internacional se irá ampliando gradualmente, aunque de momento se mantiene que el aeropuerto de Atenas será el único en operar. Además, Aviación Civil ha prorrogado hasta el 1 de junio la suspensión del tráfico aéreo comercial con España, Italia, Reino Unido, y Holanda, y hasta el 15 de junio los itinerarios con Turquía, Albania y Macedonia del Norte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?